Tenemos Curiosidad — ¿Cómo encontrar el balance entre seguir a Dios y disfrutar las cosas buenas del mundo?

Father Fickteman

Seguir un estilo de vida verdaderamente cristiano trata precisamente de disfrutar de las cosas buenas del mundo. No hay oposición alguna entre disfrutar de lo que verdaderamente es bueno y un estilo de vida cristiano. Dios creó al mundo bueno y quiso que disfrutáramos y gocemos de los dones de la creación. Eso incluye la naturaleza en toda su belleza y variedad, pero también se trata de proteger y nutrir nuestro medio ambiente. Eso incluye los dones de la amistad y las relaciones que respetan la dignidad de todas las personas humanas. Eso incluye los dones del ingenio humano y la tecnología que pueden mejorar nuestras relaciones y promover nuestra cultura. Eso incluye tener lo que todos necesitamos para un estilo de vida verdaderamente humano: buena comida, un refugio adecuado y cómodo, la capacidad de viajar y apreciar las diversas culturas, ocupaciones y vocaciones que traen satisfacción personal y son de servicio a nuestros hermanos y hermanas, y tener un ingreso adecuado para cubrir nuestras necesidades. Las cosas buenas que Dios nos ha legado incluyen danza, música y eventos deportivos, y oportunidades emocionantes para sobresalir en formas únicas para cada uno de nosotros. Creo que seguir el estilo de vida cristiano es la mejor manera de disfrutar los dones del mundo usándolos de manera responsable y con gran cuidado.

El padre William Fichteman es un sacerdote retirado de la Arquidiócesis de Louisville.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *