Vida En Cristo — V Encuentro: la Oficina de Ministerio Hispano cuenta con un Plan

Eva Gonzalez

Bastante ha sido el trabajo realizado por la Arquidiócesis de Louisville durante el proceso del V Encuentro. Desde el 2016 se comienza a trabajar en las capacitaciones de los equipos de las parroquias en lo que sería el proceso del V Encuentro. Un total de 12 parroquias participaron.

Los feligreses llevaron a cabo el proceso de 5 semanas que incluía lectura, reflexión y acción misionera. Aproximadamente hubo 217 participantes entre quienes se encontraban aproximadamente 50 jóvenes adultos. En la acción misionera se logró llegar a 250 personas que manifestaron sus necesidades, obstáculos, esperanzas, dones y talentos.

De manera similar, se realizó un día de retiro con adolescentes en los grados 7-12 para escuchar de ellos. Se logró contar con una participación de 111 adolescentes que dieron voz a sus necesidades.

Posteriormente, las parroquias realizaron sus encuentros parroquiales y generaron documentación con la cual se generó un documento de trabajo diocesano. Se realizó un encuentro diocesano contando con la participación de 121 delegados parroquiales. Como resultado surgen dos áreas prioritarias a nivel local: la pastoral familiar y la pastoral juvenil. Estas dos áreas siguieron destacándose en el proceso como prioritarias tanto a nivel regional como a nivel nacional.

Con las conclusiones obtenidas a nivel nacional se trabajó en el encuentro provincial realizado en nuestra arquidiócesis en 2019 contando con la participación de 61 delegados de 10 parroquias. La labor de los participantes a lo largo de este proceso ha sido de gran ayuda para llegar hasta donde nos encontramos hoy. Finalmente, ¡la Oficina de Ministerio Hispano tiene el Plan Pastoral de Acción 2020-2024 como resultado del proceso del V Encuentro!

La primera parte del plan se enfoca en el área de pastoral familiar. A manera de ejemplo, un paso de acción bajo esta área es capacitar a individuos o a parejas para preparar a parejas comprometidas para el matrimonio, incluyendo apoyo y acompañamiento después del matrimonio.

La segunda parte del plan se enfoca en el área de adolescentes y jóvenes, la meta es invitar a los adolescentes y jóvenes a crecer en su fe y reconocer la presencia de Jesucristo en su vida diaria. De hecho, uno de los objetivos es promover la pastoral juvenil como un medio para invitar a los adolescentes y jóvenes de formar parte activa de su comunidad católica.

La tercera parte del plan tiene como uno de sus objetivos desarrollar comunidades acogedoras que inviten a las personas a participar y crecer en su fe católica. Por lo tanto, el de continuar llegando a las periferias para invitar, dar la bienvenida y abrir espacios en nuestros ministerios para acoger a aquellos que se encuentran distanciados será crucial.

En octubre de este año, una delegación de la arquidiócesis participó en el Encuentro Regional Virtual. Los delegados tuvieron la oportunidad de realizar aportaciones junto con miembros de otras diócesis del sureste de los Estados Unidos en las áreas de pastoral familiar y pastoral juvenil a la luz de la crisis. Así mismo, otra delegación participó en el Encuentro Nacional Virtual. Los delegados comenzaron a ofrecer ideas en algunos de los pasos de acción del plan, de igual manera, a la luz de la actual crisis que estamos viviendo.

También, de suma importancia, será necesario contar con la colaboración de las oficinas diocesanas, los sacerdotes, los líderes parroquiales y demás feligreses para tener una verdadera “pastoral de conjunto” para llevar a cabo la implementación. Todos y cada uno de nosotros tenemos un rol que desempeñar en la implementación del plan, somos el Pueblo de Dios que está siendo llamado a que respondamos como discípulos misioneros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *