Obispos se oponen a declaración de emergencia nacional

Catholic News Service

WASHINGTON — WASHINGTON — Los obispos católicos que trabajan cerca de la frontera de Estados Unidos con México, junto a otros prelados del país, expresaron su oposición el 15 de febrero inmediatamente después de la declaración de emergencia nacional del presidente Donald Trump en su búsqueda de ordenar la construcción de un muro en algunas partes de la frontera entre los dos países.

“En nuestra opinión, un muro fronterizo, primero y principal, es un símbolo de división y hostilidad entre dos países amigos”, dijeron los obispos en una carta difundida después de la declaración del presidente.

“Por otra parte, el muro sería un uso ineficaz de recursos en un momento de austeridad financiera”, agregaron. “Además, destruiría partes del medioambiente, alteraría el modo de vida de los hacendados y agricultores, debilitaría la cooperación y el comercio entre las comunidades fronterizas y, por lo menos en un caso, socavaría el derecho a la libertad de culto”.

Durante una conferencia de prensa en el Jardín Rosado, Trump dijo que iba a firmar una declaración de emergencia nacional para evitar la invasión de drogas, tráfico humano, maras, o pandillas, y la inmigración ilegal que viene de la frontera sur.

Más tarde el presidente firmó un proyecto de ley sobre gastos que provee $1.3 billones para barreras y otras medidas a lo largo de la frontera — una parte de los $5.7 billones que él ha estado pidiendo al Congreso para la construcción de un muro. Declarando la emergencia nacional, podría conseguir hasta $8 billones para su proyecto.

En otra declaración de los obispos, luego del anuncio de Trump, el cardenal Daniel N. DiNardo de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), y el obispo Joe S. Vásquez de Austin, Texas, presidente del Comité de Migración de la USCCB, dijeron que estaban “profundamente preocupados.”

“Nos oponemos al uso de estos fondos para avanzar con la construcción del muro”, dijeron el cardenal DiNardo y el obispo Vásquez. “Nos mantenemos firmes y decididos en la visión articulada por el papa Francisco de que en este momento debemos construir puentes y no muros”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *