La celebración pública de la Misa reanudará con restricciones

Record Foto por Marnie McAllister
El arzobispo Joseph E. Kurtz celebró la Misa en la Iglesia de la Sagrada Familia a las 8 a.m. el 22 de mayo. Cuando la pequeña congregación entró, un voluntario se paró en la puerta y tomó una lectura de temperatura con un termómetro sin contacto. Los fieles podían usar sanitizante para manos antes de seleccionar un asiento en una de las bancas no restringidas. Todas las demás bancas se marcaron con cinta azul, para indicar que se deben omitir para permitir el distanciamiento social.

Por Marnie McAllister, editora del periódico The Record
Muchos católicos podrán regresar a las Misas de lunes a viernes y fines de semana en la Arquidiócesis de Louisville a partir del 20 de mayo, aunque con una capacidad limitada y algunos ajustes.

El arzobispo Joseph E. Kurtz emitió un plan “Saludable en el Culto” el 11 de mayo para reabrir iglesias en la arquidiócesis para el culto público.

Reconociendo que algunos pueden estar enfermos o sentirse vulnerables a la pandemia de COVID-19, el plan comienza emitiendo una dispensa de la obligación de asistir a Misa los domingos y días Santos de Obligación hasta nuevo aviso.

El plan explica que las Misas pueden reanudarse “siempre y cuando existan pautas de distanciamiento social” y “restricciones relacionadas con el número de personas que pueden estar presentes”.

Estos y otros ajustes a una Misa usual, incluyendo la orientación de que todos deben cubrirse la cara, están destinados a garantizar el bien común, dijo el arzobispo Kurtz en una carta a los feligreses.

“Sé que muchos consideran que esto es una carga, pero nuestro llamado como católicos es promover el bien común”, escribe. “Sabemos que las personas que no experimentan síntomas pueden portar y propagar el virus COVID-19, y esta medida protege a las personas con las que ustedes entran en contacto”.

El plan “Saludable en el Culto” dice que los asientos de la iglesia deben permitir al menos seis pies de distancia entre los feligreses, con la excepción de los miembros del mismo hogar. El plan sugiere varias estrategias, como omitir cualquier banca o quitar asientos.

Al limitar los asientos, las parroquias también deben restringir la asistencia, señala el plan.

“Una vez que se determina la capacidad de asientos, se deben hacer esfuerzos para limitar el número de feligreses que asisten a una Misa determinada”, señala. “Debe informar a los feligreses de estas limitaciones e indicar que los asientos se asignarán por orden de llegada”.

El plan también alienta a los pastores a celebrar Misas al aire libre y en auto en los estacionamientos de la iglesia.

“Las parroquias capaces de hacerlo deberían considerar esta opción, si el clima lo permite”, indica el plan. “El distanciamiento social también se aplica a estos eventos. Debe haber espacio para que las sillas o los automóviles de los participantes de diferentes hogares estén a seis pies de distancia. Para las Misas al aire libre, se debe indicar a los participantes que traigan sus propias sillas. Para los servicios de autocine, se debe indicar a los asistentes que no salgan de sus automóviles”.

La comunión solo se administrará en forma de hostia, aunque el sacerdote y el diácono seguirán recibiendo la Eucaristía del cáliz.

Los ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión y el clero tienen instrucciones de desinfectar sus manos antes de la Comunión.

También se espera que las iglesias proporcionen sanitizante de manos para la congregación y desinfecten las iglesias regularmente.

Se incluyen una serie de otras recomendaciones en el plan. Algunos son requisitos y otras son sugerencias que dependen de la situación de una iglesia. Las 110 parroquias de la Arquidiócesis de Louisville, distribuidas en 24 condados en el centro de Kentucky, varían ampliamente en tamaño, recursos y situación.

Teniendo esto en cuenta, el plan también permite a parroquias que aún no pueden abrir que así sea. Por ejemplo, si un pastor es vulnerable o la mayoría de los feligreses son vulnerables, la parroquia aún no puede reabrir. O la parroquia puede necesitar tiempo para prepararse para algunos aspectos del plan.

Se alienta a las parroquias que han estado transmitiendo sus Misas en línea a continuar esa práctica. Una lista de Misas en línea está disponible www.archlou.org/covid-19.

La Arquidiócesis de Louisville desarrolló sus directrices en consulta con la oficina del gobernador, los obispos de Kentucky y el Consejo de Sacerdotes de la Arquidiócesis.

El plan Saludable en el Culto de la arquidiócesis toma su nombre de las iniciativas “Saludable en el Hogar” y “Saludable en el Trabajo” del gobernador Andy Beshear durante la pandemia. Le recuerdan a los kentuckianos que sean conscientes de la pandemia y tomen decisiones saludables.

Lea el plan arquidiocesano completo: https://therecordnewspaper.org/healthy-at-worship-archdiocese-of-louisville/. Es probable que cada parroquia comunique sus planes a los feligreses en las redes sociales y otras plataformas. Consulte con su parroquia para sus planes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *