Funcionario del Sínodo dice que mediante una encuesta se comprueba que hay gran sufrimiento en el mundo y que se necesita establecer de nuevo la confianza

Por Cindy Wooden, Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO — En las respuestas al cuestionario del Vaticano acerca de la vida de familia de los católicos se refleja una gran cantidad de sufrimiento en todo el mundo, dijo el secretario general del sínodo.

Para el 19 de febrero, cerca de un 80 por ciento de conferencias episcopales del mundo y un 60 por ciento de congregaciones y consejos del Vaticano habían entregado sus respuestas formales a un cuestionario distribuido por la oficina del sínodo el pasado mes de octubre.

El nombrado cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo, le dijo al periódico del Vaticano, el 21 de febrero, que en las respuestas se demuestra “mucho sufrimiento, especialmente por aquellas personas que se sienten excluidas o abandonadas por la iglesia debido a que se encuentran en un estado de vida que no corresponde con la doctrina de la iglesia y su disciplina”.

En el gran volumen de respuestas, entre las que se incluyen cerca de 700 entregas hechas por grupos católicos y por individuos en particular, se demuestra gran interés en los planes del sínodo para estudiar el tema de la familia, cuando los sinodales se reúnan en el Vaticano del 5 al 19 de octubre, dijo el secretario general.

Mediante la invitación urgente que se les hizo a los obispos del mundo de que llevasen a cabo una consulta lo más extendida posible debido al poco tiempo con que se contaba, los sinodales “han despertado una reacción espontánea que podría parecer sorprendente, pero que en realidad es una prueba contundente de lo necesario que es salir de las oficinas” e ir a donde de veras vive el pueblo, dijo.

En los resultados reunidos por las conferencias episcopales, dijo, se demuestra “la urgencia de reconocer la realidad vivida por el pueblo y el principio de un diálogo pastoral con los que se han alejado de la iglesia por diversas razones”.

Simplemente con la distribución de los cuestionarios en forma tan extensa en los que se invita a que todos respondan, dijo, “se ha abierto un proceso de restauración de la confianza que muchos han perdido”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *