Hope in the Lord – From tragedy to new life

Kurtz-heroUn viernes del pasado mes de diciembre, la Iglesia de Our Lady of the Caves en Hart County se quemó por completo, debido a una falla eléctrica. Dos días después entre el fuerte olor de madera quemada me reuní con los fieles y los sacerdotes Kenneth y Thomas para celebrar la Misa en el centro parroquial cercano.

El centro estaba a 10 yardas de las llamas que destruyeron la Iglesia y todos estábamos consientes de la trágica destrucción.

Era Adviento y naturalmente para nosotros de renovar nuestra esperanza en nuestro Señor Jesús. De la tragedia viene ¡nueva vida! Este es el kerigma o mensaje principal del Evangelio: Jesús, inocente de pecado, tuvo una muerte dolorosa y ahora ha resucitado. Muchas veces, vemos esta gracia del misterio pascual de Cristo vivo en el corazón de un individuo que de alguna manera es liberado de una adicción para comenzar una nueva vida, acogiendo el plan de Dios.

En estos seis meses fui testigo de esta nueva vida ocurriendo en la comunidad de Our Lady of Caves y a través del esfuerzo de reconstruir.

Así como el pueblo escogido de Israel reconstruyó el templo destruido en el año 587 A.C., también he visto en los últimos seis meses la mano de Dios claramente.

Todo empezó con el dueño de un restaurante local de comida rápida en Cave City ofreciendo generosamente proveer una cantidad igual que daría a la pequeña comunidad católica dentro del alcance de una nueva iglesia con un mejor plano para servir en el futuro.

La diferencia entre los beneficios del seguro y el costo de reconstruir excede $150,000, más de lo que esta pequeña comunidad pudiera esperar reunir.

El generoso donador accedió a dar la misma cantidad hasta $75,000 y desde el 15 de marzo hasta el 15 de junio, el sacerdote Kenneth Soroko, reporta un derrame de generosidad, tanto de los feligreses de Our Lady of the Caves y de parroquias e individuos por toda la Arquidiócesis de Louisville. Hasta la fecha se ha reunido casi $94,000.

Me gusta describir la Arquidiócesis como 110 parroquias ayudándose unas a otras. Lo vemos cada año con Catholic Service’s Appeal. En esta situación, también somos testigos de este movimiento de la iglesia local trabajando en medio de la tragedia.

Finalmente, esta historia no es realmente de dinero recabado sino de corazones generosos creciendo más profundamente en el amor de Cristo y por medio del cuerpo de Cristo,
nuestra iglesia local.

Este año, cada parroquia de la Arquidiócesis tendrá la oportunidad de participar en un discernimiento guiado de lo que significa para la parroquia crecer como el Cuerpo de Cristo dentro de los próximos años.

Mi carta pastoral, “Tu Parroquia el Cuerpo de Cristo Vivo en Nuestro Entorno” sirve como marco para este discernimiento.

Seguramente este proceso resultará en nuevos proyectos y nuevo involucramiento entre los feligreses pero más significativamente, seremos testigos de la muerte y resurrección de Jesús vivo en nuestro entorno y a través de ello, volvernos más profundamente en el Cuerpo de Cristo.

A través de este proceso, nuestros corazones crecerán en generosidad así como lo hicieron cuando una pequeña parroquia fue de las cenizas a la nueva vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)

What is 11 + 2 ?
Please leave these two fields as-is: