Viaje del papa a Tierra Santa levanta esperanzas, preguntas

Por Francis X. Rocca, Catholic News Service

El papa Francisco besa mano de una mujer durante una ceremonia en la Sala de la Recordación en el monumento al Holocausto Yad Vashem en Jerusalén el 26 de mayo. (Foto CNS/Abir Sultan, EPA)
El papa Francisco besa mano de una mujer durante una ceremonia en la Sala de la Recordación en el monumento al Holocausto Yad Vashem en Jerusalén el 26 de mayo. (Foto CNS/Abir Sultan, EPA)

CIUDAD DEL VATICANO — Dada la historia larga y compleja de conflicto militar, religioso y cultural en Tierra Santa, el tiempo anterior a la peregrinación del papa Francisco del 24 al 26 mayo estuvo inevitablemente marcada por temores de que esta fuera estropeada por controversia, o por algo peor.

Ahora que el segundo viaje internacional del papa ha terminado, también lo han hecho esos temores. El suspenso no ha terminado, sin embargo. Con gestos y comentarios sorprendentes, el papa dejó al mundo preguntándose qué será lo próximo que viene sobre varios asuntos importantes.

EL PAPA Y EL PROCESO DE PAZ

El papa Francisco estuvo en los titulares del segundo día de su viaje al invitar al presidente palestino Mahmoud Abbas y al presidente israelita Shimon Peres a unírsele en el Vaticano para orar juntos por la paz.

La mayoría de los observadores han establecido bajas expectativas para este evento aún no programado, parcialmente debido a que la postura de Peres es principalmente ceremonial y, en todo caso, su término expira en julio.

El papa Francisco indudablemente diría que los pesimistas subestiman el poder de la oración. Él podría señalar sus esfuerzos del pasado otoño contra los planes del presidente estadounidense Barack Obama de usar fuerza militar en Siria, lo cual culminó en una vigilia de oración por la paz sin precedente que atrajo a unos 100,000 a la Plaza de San Pedro. Estados Unidos, por supuesto, después de todo no azotó a Siria.

Poniendo los resultados prácticos a un lado, la audaz iniciativa del papa Francisco le han ganado el rol de la voz preeminente por la paz en el Oriente Medio. Esta distinción podría tener una importancia más que simbólica para las actitudes locales hacia las minorías cristianas de la región que se reducen rápidamente.

ECUMENISMO

La razón original para el viaje del papa Francisco a Tierra Santa era una reunión con el patriarca ecuménico Bartolomé para conmemorar el 50 aniversario de un histórico encuentro entre sus predecesores. La reunión anterior llevó a las iglesias católica y ortodoxa a levantar las excomuniones mutuas impuestas en 1054 y abrió el período moderno del diálogo ecuménico.

El papa le dijo a los reporteros en el vuelo de regreso a Roma que él y el patriarca Bartolomé discutieron los posibles esfuerzos colaborativos para proteger el medio ambiente. Ellos también hablaron de las posibilidades de solucionar las diferencias en cómo las iglesias fijan la fecha de la Pascua todos los años.

El papa Francisco, con su franqueza característica, llamó este último un problema “ridículo”. No obstante, reconciliar el tiempo de la fiesta más sagrada del cristianismo podría tener un gran impacto en los católicos comunes y ortodoxos, llevando a muchos a ver la plena comunión entre las iglesias como una meta más realista. (Los líderes católicos y ortodoxos en Tierra Santa ya comenzaron ese proceso acordando que, comenzando el próximo año, celebrarán la Pascua en la misma fecha.)

REFORMA DEL VATICANO

Durante una conferencia de prensa en vuelo de regreso a Roma, al papa se le preguntó sobre informes de que el cardenal Tarcisio Bertone, ex secretario de estado del Vaticano, malversó 15 millones de euros en fondos depositados en el el Instituto Para las Obras de Religión, conocido comúnmente como el banco vaticano.

Sin nombrar al cardenal, el papa dijo que el asunto estaba “siendo estudiado, no está claro. Quizás podría ser cierto, pero en este momento no es definitivo”.

Pocas acciones del papa podrían hacer tanto para demostrar su seriedad sobre reformar la burocracia vaticana como disciplinar o reprender públicamente al hombre que, hasta apenas octubre pasado, servía como el más alto funcionario del Vaticano.

CELIBATO SACERDOTAL

El papa dijo ante reporteros que la puerta está abierta para permitir más sacerdotes casados en la Iglesia Católica, en el rito latino y en las iglesias católicas orientales, donde la práctica ya está establecida.

“El celibato no es un dogma de fe”, él dijo, lo cual no debe haber sorprendido a nadie familiarizado con la disciplina eclesiástica. Pero él añadió enfáticamente: “No siendo un dogma de fe, la puerta siempre está abierta”.

 

Tags from the story
The Record
Written By
The Record
More from The Record
Flaget Hospital to open family care offices in New Haven, Hodgenville
Flaget Memorial Hospital, part of KentuckyOne Health, will be opening a family...
Read More
0 replies on “Viaje del papa a Tierra Santa levanta esperanzas, preguntas”