Testigos del Amor de Dios — Pastoral con personas con discapacidades y la comunidad sordomuda

Esther Garcia

Este artículo es parte de una serie enfocada en diferentes áreas ministeriales. Los artículos son presentados bajo la perspectiva del proceso del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana/Latina.

Todos los seres humanos son iguales en dignidad ante Dios. Es más, en virtud de su Bautismo, todos los católicos también comparten la misma llamada divina. Esto se encuentra indicado en las Orientaciones para la Celebración de los Sacramentos con Personas con Discapacidades, USCCB 2017.

El proceso del V Encuentro y su evento nacional, realizado en Gaylord, Texas, en 2018, fue una gran oportunidad para confirmar que la presencia de la comunidad hispana trae consigo la riqueza de sus familias y tradiciones a la vida de la Iglesia Católica, incluyendo a nuestros hermanos con discapacidades y los sordos. También se exploraron los retos que enfrentan ambos para tener acceso a la formación, participación y practica de su fe de una manera significativa.

Según cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, uno de cada seis hispanos tiene algún tipo de discapacidad Este número no se refleja en las parroquias pues los hispanos son tímidos y no hablan de las discapacidades de sus hijos, padres o familiares. La discapacidad es “El resultado normal y anticipado de los riesgos, y tensiones del proceso de vida en sí misma” según Mary Jean Owen de National Catholic Partnership on Disability 2000.

La parroquia es el centro de la experiencia cristiana de nuestra fe, es muy importante que la comunidad abra sus brazos a todos. Debemos hacerla accesible no solo físicamente, sino en actitud, para que las personas con discapacidades se sientan bienvenidas y valoradas, y puedan participar significativamente en la vida de la Iglesia compartiendo sus dones y talentos como agentes de evangelización.

Todos, incluyendo a las personas con discapacidades, necesitamos de Dios en nuestras vidas, por eso la importancia de la formación sacramental y espiritual que invita al encuentro con Cristo y al conocimiento nuestra fe, adaptada a nuestras capacidades.

La realidad existente
Una de cada cinco personas en Estados Unidos vive con enfermedades mentales, según cifras del Instituto Nacional Mental, NIMH. Usted puede consultar en www.nimh.nih.gov.
Sólo el 1% de los sordos adultos en Estados Unidos asisten a alguna Iglesia, de acuerdo con cifras de la organización Deaf Ministries de 2010 indicado en el artículo titulado Church Access for the Deaf de Brittany Branch-Smith que apareció en el Frederick News-Post en enero de 2014.

Algunas parroquias tienen entradas accesibles a sus edificios, pero no al altar, ni a los salones, limitando con esto la participación de las personas con discapacidades, lo cual causa que no se sienten bienvenidas en la Iglesia, pues no reciben los servicios, la formación, los recursos necesarios.

Se necesita la participación de personas con discapacidades en el liderazgo parroquial y diocesano para que ayuden a la planeación de servicios inclusivos.

Se necesita mas apoyo del clero, lideres parroquiales y la comunidad para las personas con discapacidades y sus familias y tengan acceso a una formación espiritual en la iglesia.

Áreas de crecimiento
Existen diversas maneras en que podemos comenzar a trabajar para atraer la participación de las personas con discapacidades y sus familias en la vida parroquial.

Entre ellas:
Proporcionar formación en la fe y preparación sacramental en un entorno accesible y adaptar el contenido y la metodología a las necesidades de las personas.
Desarrollar e implementar un plan parroquial para la inclusión de personas con discapacidades en todas las actividades y servicios.
Brindar preparación sacramental, liturgia y formación espiritual en lenguaje de señas.
Volvamos nuestra mirada a Jesús y recordemos su misión y nuestro llamado.
Todos formamos parte del cuerpo de Cristo y solo estamos completos cuando todos estamos presentes en la mesa del Señor.

Esther Garcia es Directora de Extensión Communitaria y Relaciones Diocesanas Alianza Nacional Católica Sobre la Discapacidad/National Catholic Partnership on Disability.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *