Testigos del Amor de Dios — Educación Católica K – 12

Padre Joseph Corpora, CSC

Este artículo es parte de una serie enfocada en diferentes áreas ministeriales. Los artículos son presentados bajo la perspectiva del proceso del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana/Latina.

El V Encuentro ha sido un momento muy importante en la vida de la Iglesia en los Estados Unidos. Y sin duda va a seguir siendo un momento importante y un momento que define y marca el futuro de la Iglesia en los Estados Unidos, no solo el futuro de los latinos en la Iglesia sino en toda la Iglesia.

El V Encuentro vio 28 áreas ministeriales importantes para el futuro de la Iglesia. Una de estas áreas es la educación católica. Esto es muy significativo porque por muchos años, de hecho, demasiados años no se hablaba mucho de la educación católica con latinos. Era difícil ver las dos cosas — educación católica y latinos — en la misma frase. Pero ahora gracias a Dios, todo esto ha cambiado y uno los ve en la misma frase.

Hace diez años que empezó un movimiento fuerte para hacer nuestras escuelas católicas más disponibles, más accesibles, y más posible económicamente para las familias latinas. Ahora, gracias a Dios, hay más latinos en nuestras escuelas católicas que nunca antes. Tanto el número de latinos y el porcentaje ha crecido. Todavía falta mucho pero vamos poco a poco.

Muchos latinos que llegan a los Estados Unidos piensan que no pueden pagar la colegiatura. Piensan así porque vienen de países latinoamericanos donde la educación católica solo era para familias con muchísimo dinero. Y piensan que así es igual. Pero no lo es. Entonces conviene a las familias latinas averiguar en las parroquias y en las escuelas sobre la colegiatura. Ninguna familia debe de decir de antemano que no lo pueden pagar sin averiguar el precio y cuáles son las posibilidades.

De parte de las escuelas católicas, con algunos cambios no muy grandes pueden ganar la confianza de familias latinas. Entre muchos ejemplos, siguen tres.

– Una escuela que tiene una secretaria bilingüe, que habla inglés y español, puede inspirar confianza en una madre que viene con tres hijos para averiguar las posibilidades de poner a sus hijos en la escuela.

– Las escuelas que tienen un sistema de madrinas tienen mucho éxito. Una madrina es una mujer que ya tiene hijos en la escuela y ella busca a otras familias para invitarlos a la escuela. También cuando una familia expresa interés en la escuela, la madrina puede acompañar a esta persona en el proceso de aprender de la escuela, de llenar todas las formas en el paquete.

– Las escuelas que trabajan con cada familia para llegar a un acuerdo de lo que puede pagar la familia tienen mucho éxito. La directora de la escuela debe de reunirse con cada familia que pide ayuda financiera para llegar a un acuerdo.

Estos son tres ejemplos. Hay muchos más ejemplos de lo que puede hacer una escuela para invitar a las familias latinas a las escuelas. Pero más que nada, la escuela tiene que ver a los latinos que llegan como una señal de los tiempos. La Iglesia en los Estados Unidos es cada vez más latina. Esto no es algo sociológico. Sino es como Dios está obrando en el momento actual en la Iglesia. Y si queremos una Iglesia fuerte que atrae a los jóvenes a Cristo, esta Iglesia tiene que ser bien formada y educada. Las escuelas católicas en los Estados Unidos tienen fama de preparar a personas bien educadas y formadas para la Iglesia. Que alegría saber que el número de católicos bien formados y educados es cada vez más latino.

El padre Joseph Corpora, C.S.C, sirve como Director of University-School Partnerships in the Alliance for Catholic Education; Pastoral Care, Campus Ministry. University of Notre Dame.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *