Testigos del Amor de Dios – Desarrollo de Liderazgo y Capacitación Pastoral

Eva Gonzalez

Este artículo es parte de una serie enfocada en diferentes áreas ministeriales.

Los artículos son presentados bajo la perspectiva del proceso del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana/Latina.

Comienzo este articulo mencionando la meta del V Encuentro de Pastoral Hispana/Latina dada por el equipo nacional que dice: “discernir maneras para que la Iglesia en los Estados Unidos pueda responder mejor a la presencia hispana/latina y fortalecer aquellas que ayuden a los hispanos/latinos a responder como discípulos misioneros al llamado a la Nueva Evangelización sirviendo a toda la Iglesia”.

En ocasiones he llegado a escuchar a personas que ejercen algún tipo de liderazgo en la Iglesia que el termino líder les es algo incómodo en el sentido de que ellos se ven a sí mismos simplemente como servidores del Señor. Realmente es que se es tanto líder como siervo, y de hecho lo vemos en Jesús mismo, a través de los Evangelios nos damos cuenta de que Él fue un líder de su tiempo y a la vez un servidor para todas las personas, especialmente con los más necesitados. Cuando esto llega a comprenderse mejor entonces el término “líder” es aceptado con más naturalidad.

Por lo tanto, ¿cuál es la conexión con el V Encuentro? Dentro de los 5 objetivos del V Encuentro indico dos que tienen una mayor conexión con este punto:

n Identificar y promover oportunidades para los líderes pastorales católicos hispanos para servir en todos los niveles ministeriales de la Iglesia y la sociedad en general, y aumentar el número de protagonistas de la Nueva Evangelización.

n Estimular una nueva ola de formación en la fe y de las iniciativas de desarrollo de liderazgo que preparan a los católicos hispanos para compartir y celebrar la Buena Nueva de Jesucristo y llegar a ser fermento del Reino de Dios en la sociedad.

Basándome en estos objetivos sugiero que nos preguntemos lo siguiente y reflexionemos detenidamente:

n ¿Qué formación requiero para ejercer el ministerio en el cual me siento llamado servir como miembro del Cuerpo de Cristo y discípulo misionero?

n ¿Cómo puedo continuar preparándome en mi fe para poder seguir desarrollando mis dones y talentos para el beneficio de la comunidad en respuesta a mi llamado bautismal? 

Quizás para algunas personas las respuestas a estas preguntas son muy sencillas, quizás para otras personas pueden resultar algo desafiantes porque probablemente no cuentan con toda la información necesaria. Al respecto, yo los animo a acercarse a aquellas personas que pueden orientarlas cuando se ofrece la invitación a formar parte de algún ministerio y a asistir a programas de formación, o a que den el primer paso en solicitar información al respecto. Existen programas de formación ya sean ofrecidos por las mismas parroquias o a nivel diocesano y también por medio de institutos y universidades en el país a través de cursos en línea y en el idioma español. 

Cada persona tiene dones y talentos que ofrecer a la Iglesia, necesitamos de cada uno de ustedes para seguir avanzando en el desarrollo de liderazgo y capacitación pastoral en el ministerio hispano. Así que yo les digo ¡adelante con la formación! para así responder sirviendo de la mejor manera posible a nuestra Iglesia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *