Papa pide paz ante tensiones en la región del Cáucaso

El papa Francisco ofrece su bendición mientras dirige el Ángelus desde la ventana de su estudio con vista a la Plaza de San Pedro en el Vaticano el 18 de septiembre de 2022. El papa pidió un cese al fuego entre Armenia y Azerbaiyán y el fin de la guerra en Ucrania. (Foto CNS/Vatican Media)

Por Junno Arocho Esteves

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco pidió una vez más paz en la región del Cáucaso, ya que el conflicto entre Azerbaiyán y Armenia ha provocado renovados temores de guerra.

Después de rezar la oración del Ángelus con peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro el 18 de septiembre, el papa dijo que estaba “triste por los recientes enfrentamientos entre Azerbaiyán y Armenia”, y pidió paro a la violencia.

“Expreso mi cercanía espiritual a las familias de las víctimas, e insto a las partes a respetar el alto el fuego en vista de un acuerdo de paz”, dijo. “¡No olvidemos que la paz es posible cuando se silencian las armas y se inicia el diálogo!”

El papa también llamó a los peregrinos a orar “por el pueblo que sufre de Ucrania y por la paz en cada tierra ensangrentada por la guerra”.

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán se deriva de la región de Nagorno-Karabaj, disputada durante mucho tiempo. Tras la caída de la Unión Soviética, la región, de mayoría étnica armenia, se autoproclamó como un estado independiente, dando lugar a un conflicto entre Armenia y Azerbaiyán de 1988 a 1994.

En 2020, las hostilidades en la región provocaron una guerra de seis semanas entre los dos países.

El papa apeló por primera vez a la paz en la región durante su visita a Kazajstán tras informes de que los enfrentamientos del 12 y 13 de septiembre provocaron la muerte de 100 soldados. Según la agencia de noticias Reuters, ambos países se culparon mutuamente por los combates.

Antes de rezar el Ángelus, el papa reflexionó sobre el Evangelio dominical de San Lucas en el que Jesús narra la parábola del mayordomo deshonesto que, tras perder su trabajo, se gana el respeto de su amo y busca una solución creativa en lugar de “renunciar” a sí mismo a su destino” o “hacerse la víctima”.

Sin embargo, prosiguió el papa, la lección que Jesús quiere impartir a sus seguidores es que para heredar la vida eterna “no hace falta acumular bienes en este mundo, sino el amor que habremos expresado en nuestras relaciones fraternas”.

“Esto es lo que Jesús nos pide”, dijo el papa. “No uséis los bienes de este mundo sólo para vosotros mismos y con egoísmo, sino utilizadlos para crear amistad, para crear buenas relaciones, para actuar con caridad, para promover la fraternidad y para mostrar el cuidado de los más débiles”.

El papa Francisco llamó a los cristianos a no “desanimarse, o peor aún, dejar las cosas pasar, permaneciendo indiferentes” al escuchar historias de corrupción en el mundo de hoy.

En cambio, “estamos llamados a ser creativos para hacer el bien con la prudencia y la astucia del Evangelio” y a utilizar tanto los bienes materiales como los espirituales para “generar el amor fraterno y la confraternidad social”.

“Esto es muy importante: a través de nuestro comportamiento podemos crear amistad social”, dijo el papa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *