Mensaje de Pascua del Arzobispo

Mosaico representado en esta imagen por CNS/Godong/UIG, Bridgeman Images

 

Mis queridos amigos en Cristo,

Al comenzar la Semana Santa y el Triduo Sagrado, los tres días del Jueves, Viernes y Sábado Santo/Domingo de Pascua, les recuerdo a todos y a mí mismo la santidad de estos días al viajar con nuestro Señor Jesucristo a través de su pasión y muerte. Durante los días del Jueves y el Viernes Santo, que reflexionemos juntos sobre el maravilloso don de la Eucaristía y cómo el ofrecimiento de Jesús al Padre, su sufrimiento y muerte por ti y por mí, es un ejemplo de cómo estamos llamados a acercarnos unos a otros también. Los días del Jueves y Viernes Santo conducen a la alegría de la resurrección el Domingo de Pascua, recordándonos que siempre hay esperanza tras desesperación y alegría tras pena.

Espero que durante los días de Pascua, particularmente el Domingo de Pascua, tengan tiempo para celebrar con familiares y amigos. Regocíjense en el poder de la resurrección que se ofrece a ustedes y a mí y en cómo el poder de la resurrección se refleja en el amor que tenemos por los miembros de nuestra familia y por los demás.

Así que mis queridos hermanos y hermanas, mantengamos santos estos días del Jueves, Viernes y Sábado Santo, caminando en oración con el Señor que sufre y muere para liberarnos del poder del pecado y la muerte. ¡Regocíjense porque rompió las cadenas de la muerte y se levantó triunfante de la tumba! El poder de la resurrección del Señor está disponible para ti y para mí hoy. Y un día, ese poder nos será completamente concedido cuando nosotros, también, conozcamos la victoria final sobre la muerte y la tumba. ¡Que el Señor los bendiga a todos ustedes y a todos aquellos a quienes aman durante estos días más santos del año!

Sinceramente en el Señor,

Reverendísimo Shelton J. Fabre
Arzobispo de Louisville

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *