Llegando a Kenya el papa dice que tolerancia, respeto son claves para paz

Pope Francis greets children as he visits a refugee camp in Bangui, Central African Republic, Nov. 29. (CNS photo/Paul Haring) See POPE-BANGUI-UNITY Nov. 30, 2015.

El papa Francisco saluda a los niños en un campamento de refugiados en Bangui, Central African Republic, Nov. 29. (CNS photo/Paul Haring) See POPE-BANGUI-UNITY Nov. 30, 2015.

Por Cindy Wooden, Catholic News Service

NAIROBI, Kenya (CNS) — Con medidas de seguridad pendientes sobre su visita, el papa Francisco llegó a Kenya el 25 de noviembre instando a la tolerancia y al respeto entre la gente de distintas religiones y diferentes grupos étnicos.

Durante el vuelo de menos de siete horas, el papa Francisco le dijo a los reporteros que lo único que le preocupaba era los mosquitos y después de saludar a cada uno de los 74 reporteros individualmente el papa tomó el micrófono otra vez y dijo: “¡Protéjanse de los mosquitos!”.

Hablando con un pequeño grupo de reporteros mientras se abría camino alrededor del avión, el papa también confirmó que cuando visite México en febrero visitaría cuatro ciudades, incluyendo Ciudad Juárez en la frontera Estados Unidos-México.

Durante sus breves comentarios ante todo el grupo, el papa no mencionó las preocupaciones de seguridad ni las alertas sobre viajes emitidas por muchos gobiernos después de los ataques terroristas del 13 de noviembre en París.

En el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta de Nairobi, al papa Francisco lo recibieron un pequeño grupo de bailarines, mujeres aullando y el presidente Uhuru Kenyata, hijo del primer presidente de la nación, en honor a quien se nombró el aeropuerto. Después de la breve ceremonia de bienvenida el papa Francisco viajó pasando cientos de oficinas y fábricas desde las cuales salieron los empleados alineándose en la carretera para saludarle.

La ceremonia formal de bienvenida se realizó en la casa de estado de Kenya, donde el papa se reunió con el presidente, líderes cívicos y miembros del cuerpo diplomático.

En su discurso, el papa se enfocó en los valores necesarios para consolidar la democracia en Kenya y en todo África, comenzando con edificar la confianza y la cohesión entre los miembros de distintos grupos étnicos y religiosos del continente.

“La experiencia muestra que la violencia, el conflicto y el terrorismo se alimentan del temor, la desconfianza y la desesperación que nace de la pobreza y la frustración”, él dijo. “Hasta donde nuestras sociedades experimenten divisiones, bien sean étnicas, religiosas o económicas, todos los hombres y mujeres de buena voluntad están llamados a trabajar por la reconciliación y la paz, el perdón y la sanación”.

Ya que la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático estaba por empezar en París, el papa Francisco también habló del valor tradicional de África de salvaguardar la creación y de la necesidad de encontrar “modelos responsables de desarrollo económico” que no destruyan la Tierra ni el futuro.

“Kenya ha sido bendecida no solamente con inmensa belleza en sus montañas, ríos y lagos, sus bosques, sabanas y semidesiertos, sino también con una abundancia de recursos naturales”, dijo el papa.

Los kenianos los reconocen como regalos de Dios y tienen una “cultura de conservación” a la cual están llamados a ayudar a otros a aceptar también, dijo el papa.

“La grave crisis ambiental que enfrenta nuestro mundo exige una siempre mayor sensibilidad por la relación entre los seres humanos y la naturaleza”, él dijo. “Tenemos una responsabilidad de pasarle a las futuras generaciones la belleza de la naturaleza en su integridad y una obligación de ejercer una custodia justa de los regalos que hemos recibido”.

Sabiendo que estaba hablando ante los líderes políticos y económicos del país, el papa Francisco les recordó que el Evangelio insiste en que “al que se le dio mucho se le pedirá mucho”.

“Muestren una preocupación genuina por la necesidad de los pobres, por las aspiraciones de los jóvenes y por una justa distribución de los recursos naturales y humanos con los cuales ha sido bendecido su país”, él les dijo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *