La Predicación: Una forma de vida Cristiana

Por Joseph Kenney

La opinión de Eva González sobre la predicación floreció gracias a un curso reciente que completó en Aquinas Institute of Theology en St. Louis.

González, directora de la Oficina de Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Louisville, es miembro del primer grupo de la Academia de Nuevas Fronteras en la Predicación, forma a diáconos permanentes y líderes pastorales como expertos predicadores en las comunidades católicas afroamericanas e hispanas, por medio del aprendizaje híbrido impartido por una facultad de expertos, compañeros predicadores y tutoría para la vitalidad parroquial.

“Soy una mujer en la Iglesia, una laica”, dijo González, quien forma parte de una clase inaugural de 20 personas que se graduarán en Aquinas Institute of Theology el 20 y 21 de julio. “Este curso me ha dado más confianza cuando tengo que dirigirme a la comunidad”.

Ella predica principalmente en clases, no en un entorno litúrgico. “Es muy importante que las mujeres en la Iglesia tengan conocimiento de lo que es la predicación y de algunas herramientas que pueden tener cuando se tenga que predicar en su comunidad o en otro entorno”, explicó.

“La gente está acostumbrada a ver la predicación como algo exclusivo para sacerdotes y diáconos en un entorno litúrgico. Pero las mujeres también tienen voz”.

Cuanto mejor preparado esté un predicador, mejor será el mensaje que envía y se recibe. “Este curso me ha dado mucha más confianza. Por supuesto, tengo que seguir practicando. Pero ahora sé todas las cosas que tengo que considerar”, señaló González, quien agregó que, como discípulos misioneros, la predicación no es una opción; es una forma de vida cristiana.

La recién creada academia de predicación para diáconos permanentes y líderes pastorales que sirven a las comunidades católicas afroamericanas e hispanas está diseñada para permitir que sus dones brillen. La academia busca llegar a lo que las investigaciones muestran que es una creciente población hispana en la Iglesia con una falta de ministros para servirla y llegar a una población católica afroamericana que se desvanece.

La academia incluyó cinco cursos: Pastoral Teológica: Fundamentos de la Predicación; Predicando la Biblia; Historia/Cultura y Predicación Católica Hispana; Predicación Litúrgica Católica Hispana; y Prácticum de Predicación. González ahora está trabajando con un mentor.

El concepto de mujeres como predicadoras es algo inusual en la comunidad hispana, lo que subraya la importancia de la academia de predicación y el alcance a la comunidad. “Aún necesitamos romper con esta mentalidad de que (la predicación) es sólo para hombres”, afirmó González.

Los católicos predican en distintos momentos y no son conscientes de ello. “Eso es algo en lo que no había pensado anteriormente, ya que está relacionado principalmente con un entorno litúrgico. Predicamos con palabras y acciones. Esta ya no es una opción. Estoy muy emocionada por ello. Esto nos ayuda a profundizar en el mensaje que queremos transmitir. Siempre hay margen de mejora, de crecimiento”.

El objetivo de González es que los receptores del mensaje reflexionen.

“Predicar es llegar a otros, tener un impacto positivo en tu audiencia. Es muy importante para nosotros, al predicar, considerar dónde predicamos y la audiencia”.

Con audiencias más grandes en un entorno diocesano o parroquial, el impacto es mayor y muy importante porque afecta sus vidas espirituales. “Podemos tocar a la gente, a cada una en un nivel diferente. Estamos cerca de la gente”, dijo González.

La Academia de Nuevas Fronteras en la Predicación ofrece un certificado de Maestría en la Predicación. Las sesiones de información para el grupo de 2025 se llevarán a cabo a través de Zoom los días jueves, 29 de agosto, 12 de septiembre y 24 de octubre de 2024 de 7 p.m. a 7:45 p.m. (CDT). Para obtener información, comuníquese con Theresa Orozco al (314) 256-8885 o vía email: orozco@ai.edu. O visite ai.edu/continuing-education/preaching-academy.

The Record
Written By
The Record
More from The Record
Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *