La Jornada Mundial de la Juventud inspira a los jóvenes a servir a los demás, dice el Papa

Peregrinos llevan la cruz de la Jornada Mundial de la Juventud mientras el Papa Francisco se une a ellos en el Vía Crucis en la Ciudad de Panamá en esta foto de archivo del 25 de enero de 2019. Jóvenes de Panamá tenían programado pasar la cruz de la Jornada Mundial de la Juventud a sus pares portugueses el 22 de noviembre al final de la Misa del Papa Francisco por la fiesta de Cristo Rey. (Foto de CNS/Carlos Jasso, Reuters)

Por Carol Glatz

CIUDAD DEL VATICANO — La Jornada Mundial de la Juventud es un antídoto contra la indiferencia, el aislamiento y el letargo, dijo el Papa Francisco.

Desde que las Jornadas Mundiales de la Juventud fueron establecidas por San Juan Pablo II en 1985, “han involucrado, conmovido, agitado y desafiado a generaciones de mujeres y hombres”, dijo en el prefacio de un nuevo libro, “Un largo viaje a Lisboa”, de Aura Miguel, periodista portuguesa de Rádio Renascença. Vatican News publicó el prefacio el 2 de mayo.

La intuición inicial que inspiró a San Juan Pablo II “no se ha desvanecido”, escribió el Papa Francisco, ya que el mundo de hoy, especialmente sus jóvenes, se enfrenta a enormes cambios y desafíos.

Los jóvenes, escribió, “corren el riesgo de aislarse cada día, viviendo en un ambiente virtual gran parte de su vida, terminando como presas de un mercado agresivo que crea falsas necesidades”.

“Salir de casa, salir con compañeros de viaje, vivir experiencias importantes de escucha y oración, combinadas con momentos de celebración, y hacerlo juntos, hace que estos momentos sean preciosos para la vida de todos”, escribió.

“Necesitamos realmente jóvenes dispuestos, y con ganas de responder al sueño de Dios, de preocuparse por los demás, jóvenes que descubran la alegría y la belleza de una vida gastada por Cristo en el servicio a los demás, a los más pobres, a los que sufren”, dijo el Papa.

El Papa Francisco repitió su llamamiento a los jóvenes para que no vivan la vida “parados en un balcón viendo pasar la vida”, evitando implicarse y ensuciarse las manos, poniendo una pantalla entre ellos y el resto del mundo.

“Muchas veces les he dicho (a los jóvenes) que no sean ‘teleadictos'”, que no estén “‘anestesiados’ por gente que se beneficia de tenerlos ‘mudos e insensibles'”, escribió.

Ser joven es el momento de soñar, escribió el Papa, y de abrirse al mundo real, “descubrir lo que realmente vale la pena en la vida, luchar por conquistarlo; es abrirse a relaciones profundas y verdaderas, es comprometerse con los demás y por los demás”.

Pero, escribió, el mundo se enfrenta a tantos desafíos: la pandemia ha demostrado que “sólo podemos salvarnos juntos”; está “la vorágine de la guerra y el rearme”; la carrera armamentística “parece imparable y amenaza con llevarnos a la autodestrucción”; está la guerra en Ucrania; y muchas guerras y conflictos siguen olvidados, “se sigue perpetrando tanta violencia indecible”.

¿Cómo deben responder los jóvenes? preguntó el Papa. “¿Qué están llamados a hacer con su energía, su visión de futuro, su entusiasmo?”.

“Están llamados a decir: ‘Nos importa’. Nos preocupamos por lo que está sucediendo en el mundo” y por “el destino de millones de personas, de tantos niños, que no tienen agua, ni comida, ni atención médica, mientras los gobernantes parecen competir para ver quién puede gastar más en los armamentos más sofisticados”, escribió. “Nos importa todo”, incluida toda la creación y el mundo digital, “que tenemos el reto de cambiar y hacer cada vez más humano”.

“Las Jornadas Mundiales de la Juventud han sido un antídoto contra la vida de balcón, contra la anestesia que hace preferir el sofá, contra el desinterés”, dijo el Papa Francisco en el prefacio.

“La JMJ es un acontecimiento de gracia que despierta, amplía horizontes, fortalece las aspiraciones del corazón, ayuda a soñar, a mirar hacia adelante”, escribió. “Es una semilla plantada que puede dar buenos frutos”.

La Jornada Mundial de la Juventud 2023 se celebrará en Lisboa, Portugal, del 1 al 6 de agosto, y el lema de este año es un pasaje del Evangelio de Lucas: “María se levantó y partió sin demora”.

En su mensaje formal para la JMJ 2023, publicado el año pasado, el Papa Francisco dijo que la figura de María muestra a los jóvenes “el camino de la cercanía y del encuentro” en un momento en que “nuestra familia humana, ya probada por el trauma de la pandemia, se ve sacudida por la tragedia de la guerra”.

Catholic News Service
Written By
Catholic News Service
More from Catholic News Service
Memorial Mass set for Native American woman who caused stir at ’73 Oscars
By Mark Pattison WASHINGTON — A memorial Mass is set for Oct....
Read More
0 replies on “La Jornada Mundial de la Juventud inspira a los jóvenes a servir a los demás, dice el Papa”