Enseñando Nuestra Fe — La Iglesia y el Cuidado Pastoral por los Inmigrantes

Esta serie de editoriales de enseñanza se centran en el enfoque de la Iglesia hacia los inmigrantes y refugiados, especialmente a la luz de la invitación del papa Francisco a “Comparte el Camino”

Así como ha sido expresado por los escritores de estas series, nuestra enseñanza católica proclama que cada ser humano es miembro del Cuerpo de Cristo, y cada persona posee la dignidad de ser una persona creada a imagen y semejanza de Dios. Nuestros esfuerzos por llegar a los demás en este espíritu son la base de un buen cuidado pastoral que brinda amor y apoyo a quienes lo necesitan.

En 1996 en el Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante, San Juan Pablo II indico, “En la Iglesia nadie es extranjero, y la Iglesia no es extranjera para ningún hombre y en ningún lugar. Como sacramento de unidad y, por tanto, como signo y fuerza de agregación de todo el género humano, la Iglesia es el lugar donde también los emigrantes ilegales son reconocidos y acogidos como hermanos. Corresponde a las diversas diócesis movilizarse para que esas personas, obligadas a vivir fuera de la red de protección de la sociedad civil, encuentren un sentido de fraternidad en la comunidad cristiana”.

Los Obispos de los Estados Unidos proveen apoyo general a los inmigrantes al establecer estructuras y priorizar recursos para atender a las necesidades pastorales de los inmigrantes, celebrando la cultura de los inmigrantes, abogando por una reforma migratoria integral y convocando los dones y talentos de los recién llegados. La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) lleva a cabo actividades de defensa y educación a través de su campaña de Justicia para Inmigrantes, que proporciona recursos e información que ayudan a formar e informar a la comunidad sobre asuntos de inmigración. Esta estructura se ve reflejada a nivel diocesano por las conferencias católicas diocesanas, como nuestra propia Conferencia Católica de Kentucky, que se mantiene al tanto de las cuestiones de política pública relacionadas y proporciona recursos educativos sobre estos temas. Necesidades legales y servicios sociales son atendidas por Caridades Católicas de Louisville.

En nuestra Arquidiócesis, el cuidado pastoral de los inmigrantes hispanos se realiza a través del departamento del Ministerio Hispano de la Oficina del Ministerio Multicultural. Este departamento está guiado por el Plan Estratégico Arquidiocesano y el Plan Pastoral Hispano de la Arquidiócesis de Louisville, y su ministerio se lleva a cabo en colaboración con las parroquias y las oficinas arquidiocesanas.

El departamento del Ministerio Hispano trabaja con las parroquias para organizar celebraciones anuales como Nuestra Señora de la Caridad del Cobre y La Virgen de Guadalupe, que celebra la herencia de varias culturas hispanas y da esperanza a quienes sufren. Ofrece formación de liderazgo para convocar los dones de aquellas personas que desean servir en el ministerio a nivel parroquial. Ofrece retiros para Quinceañeras (celebración de los 15 años de una joven hispana) y Adviento, y patrocina campamentos para niños y jóvenes sobre diversos temas que los invitan a participar y a aprender sobre su fe.

La preparación matrimonial es ofrecida en español, y el Encuentro anual reúne a la comunidad para orar, celebrar y aprender sobre formación en la fe en sesiones ofrecidas para todas las edades considerando la perspectiva familiar tan importante para la comunidad hispana. Este departamento también consulta con otros ministerios y brinda asistencia práctica para hacer mejor posible el ministerio a la comunidad hispana y con ella a través de servicios tales como la traducción.

Las parroquias, sin embargo, son centrales en acoger a los recién llegados. De hecho, en el documento de la USCCB Acogiendo al Forastero entre Nosotros: Unidad en la Diversidad se indica que las parroquias “deben incluir iniciativas del pastor y personal parroquial, individuos y familias, concilios parroquiales, comités litúrgicos, entidades de carácter social” que están destinadas a ayudar a los necesitados mientras que también edifican todas las formas en que la parroquia se enriquece con la presencia de otras culturas.

Las parroquias de la Arquidiócesis que sirven a la población hispana brindan 15 misas en español. Tienen disponibles recursos catequéticos bilingües para la preparación y recepción sacramental, y ofrecen el Rito de Iniciación Cristiana para Adultos de maneras culturalmente sensibles para aquellos que desean ingresar a la Iglesia. Hay parroquias que tienen grupos de oración, que ofrecen las tradicionales Posadas durante el Adviento y el Vía Crucis durante la Semana Santa, así también como otras devociones y celebraciones que nutren la vida de fe de sus feligreses. Nuestras parroquias han aprendido no solo a traducir el idioma, sino a transformar su ministerio para verdaderamente entrar en las culturas de aquellos a quienes sirven.

El cuidado pastoral intercultural en la Arquidiócesis ha recorrido un largo camino en las últimas décadas. En última instancia, sin embargo, el esfuerzo de escuchar y construir relaciones con personas de otras culturas es el factor crítico en nuestra respuesta pastoral y cuidado de los migrantes, y esa es una tarea a la que todos somos llamados.

Eva Gonzalez es la Directora del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Louisville

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *