Esperanza en El Señor — Sacrificio por amor y trabajando por la justicia por

Archbishop Kurtz
Archbishop Kurtz

El lunes anterior al pasado lunes, estuve con otras personas en oración en Kelly Ingram Park en Birmingham, Alabama. Este parque se encuentra cruzando diagonalmente la Calle 16 de la Iglesia Bautista, en donde en 1963 cuatro niñas pequeñas murieron en un bombardeo motivado por pecados raciales. Acababa de ver la placa conmemorativa de las tristes y trágicas muertes cuando vi en el parque una referencia a la ley de hace 50 años que prohibía a niños blancos jugar con niños de otras razas. Este impactante recuerdo reforzó la necesidad de esta lucha por la libertad. Aquellos que protestaron de una manera no violenta indicaron que no querían regocijarse por una victoria sino celebrar la justicia lograda y la reconciliación obtenida.

En este evento en Birmingham que marcó el 50vo. aniversario de la Carta desde la Cárcel de Birmingham del Dr. Martin Luther King, otros dos temas emergen, el primero, los comentarios de la hija del Dr. King, Rev. Bernice King, quien habló en el evento del lunes de cómo la lucha es parte de la vida y la libertad que debe ser ganada en cada generación. Ella temió, sin embargo, que gente joven de hoy puedan no estar preparados para un sacrificio por amor que subyace en la lucha por la libertad. Ella no culpó a la gente joven pero citó actitudes de derecho en su educación. La importancia de un sacrificio por amor llegó de manera temprana el día cuando el Dr. Dorothy Cotton dijo, y yo estoy de acuerdo, que el cambio ocurre cuando nuevos profetas emergen. Por ello, no deberíamos ensombrecer al glorificar aquellos del pasado que pasamos por alto a los de esta época que son llamados a liderar.

Necesitamos líderes y profetas, y, tal como el Dr. King no “caen del cielo”, ni los líderes de hoy.

Pensé en la confianza de vocaciones en la Iglesia, y la necesidad de sacrificio por amor es precisamente el mensaje necesario para futuros sacerdotes, diáconos, aquellos en la vida consagrada y hombres y mujeres llamados al santo matrimonio. Cuando la Carta Pastoral de los Obispos de Estados Unidos sobre el Matrimonio (El Matrimonio: El Amor y La Vida en el Plan Divino) estaba siendo preparada aproximadamente hace cinco años, los grupos de enfoque descubrieron el mismo reto. Mientras que los jóvenes admiran el sacrificio por amor de Jesús, tomaron una distancia clara; el heroico, de acuerdo a un estudio, no los atraía. El papa Francisco, con su liderazgo sencillo y valiente, se encuentra con optimismo inspirando nuestra Iglesia y la cultura con el ejemplo de San Francisco de Asís, aquel profeta audaz cuyas acciones fueron claramente amorosas y sacrificadoras.

El otro tema fue la dignidad de todas las personas, quienes merecen liderar vidas productivas, y la justicia necesaria para asegurar que las barreras raciales nunca estén en medio del camino. Aquí hay un enlace a Letter from the Birmingham Jail del Dr. King (https://christianchurchestogether.org.s34286.gridserver.com/wp-content/uploads/2012/07/letterfrombirmingham_wwcw.pdf) así como el texto de mi discurso del evento conmemorando el 50vo. aniversario de la carta del Dr. Martin Luther King Jr. (www.archlou.org/2013/04/14/14817/).

Haremos bien en tomar nota del Dr. King al buscar justicia en cada época. El localizó las bases por justicia en la ley natural y eterna, la cual aún permanece verdadera hasta este día. Su Carta de la Cárcel de Birmingham tan llena de fe como filosóficamente sólida, presentó el caso para acciones no violentas para oponer el racismo en su época. Citando de Santo Tomás de Aquino, él habla de las ley injusta como “la ley humana que no está enraizada en la ley eterna y la ley natural” y también, como Dr. King dice, “fuera de armonía con la ley moral”.

A medida que buscamos justicia para que cada persona pueda ser juzgada por el contenido de su carácter en lugar del color de su piel, también estamos conscientes de nuevos retos de justicia. Buscamos proteger la dignidad de cada persona como un hijo de Dios desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y la dignidad del matrimonio. A medida que buscamos promover estos valores nos basamos en los mismos principios que guiaron al Dr. King.

A medida que contemplamos su respuesta no violenta y recordamos el bombardeo en Kelly Ingram Park , volvemos a llorar otro terrible y sin sentido acto de violencia, esta vez en Boston. Por favor acompáñenme en tener a todas las víctimas, familias, los primeros en responder al problema y a los oficiales de la policía en sus oraciones.

Durante esta época de Pascua, estamos en buena compañía, escuchamos en los Hechos de los Apóstoles de las palabras y acciones de San Pedro y los primeros apóstoles, cuyo legado continua en esta época en la carta del Dr. King.

Arzobispo Joseph E. Kurtz

The Record
Written By
The Record
More from The Record
Hope in the Lord — Lenten reading and fasting
Lenten Fasting Who likes to fast?  When I was growing up, fasting...
Read More
0 replies on “Esperanza en El Señor — Sacrificio por amor y trabajando por la justicia por”