Esperanza en El Señor — Noticias desde Roma

Los siguientes son extractos del blog del Sínodo del Arzobispo Kurtz en donde él reflexiona en su experiencia como delegado en el Sínodo sobre la Nueva Evangelización. Para seguir su blog, vaya a www.archlou.org/archbishop-kurtzs-synod-blog/.

Jueves, 11 de octubre

El día de ayer… tuvimos nuestra primera reunión de grupos pequeños… y uno de los primeros deberes fue el de elegir a un moderador y a un reportero. Me siento muy complacido de que el cardenal Napier fuera elegido nuestro moderador y yo humildemente acepté ser elegido el reportero.

El trabajo del reportero, se me ha dicho que no es necesariamente un puesto envidiable, es el de resumir los procederes de los grupos pequeños, de formular nuestras propuestas y de presentarlas a toda la asamblea de delegados del sínodo.

A veces, parecía una tarea abrumadora el llegar a nuevas directrices a la luz de toda la información y perspectivas que hemos recibido. Después, escuché al arzobispo de Canterbury Rowan Williams hablar. Su reflexión me guió de un frenesí de actividad humana hasta la calma y postura serena de contemplación. El habló de buscar la humanidad de Jesucristo como Aquel que volvió su mirada amorosa a su Padre celestial. En esto, encontramos que el cristianismo y los más profundos sentimientos y aspiraciones de la humanidad van de la mano. ¡Qué importante es estar lleno de confianza en el Espíritu Santo dirigiendo nuestras mentes y corazones!

Las propuestas a ser presentadas necesitarán reflejar que la apertura serena al Espíritu Santo…central a la proclamación de la nueva evangelización es la experiencia profunda de la alegría que crece al acercarnos a experimentar esa mirada de amor de Jesús…Dicha mirada es mejor desarrollada… a través de la contemplación personal y privada, oración comunal y el compartir honesto en el contexto del gran don de la Sagrada Escritura y la tradición de la Iglesia.

Sábado, 13 de octubre

Por la tarde, delegados del sínodo asistieron a una presentación sobre ciencia y fe. El Dr. Werner Arber, de University of Basel en Suiza y miembro activo de la Academia Pontificia de Ciencia, realizó una presentación de desarrollos recientes en la ciencia de la evolución. La ciencia comienza con la curiosidad, y, realizada de manera adecuada, esta iniciativa  revela las bases de la ley natural. Mientras que la evolución responde a muchas preguntas, no responde a las preguntas de “raíz”. Estas preguntas, de acuerdo al Dr. Arber, están en el ámbito de la filosofía…. El Dr. Arber habló del rol de la Iglesia como evangelizador de la cultura. En este rol, la religión y la ciencia no son enemigos. Mientras  algunos ven la religión y la ciencia caminando por el mismo camino, pero en diferentes direcciones, la tarea de la evangelización es para que la religión y la ciencia caminen de la mano.

Así, mis horizontes sobre la nueva evangelización y sus aspectos de largo alcance continúan emergiendo y estoy comenzando a ver las grandes dimensiones de la evangelización de la cultura que son parte del sínodo.

Miércoles, 17 de octubre

“Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, permanece solo como un grano de trigo”. El Evangelio en la fiesta de San Ignacio de Antioquía apunta hacia el martirio por la causa de Cristo, un testimonio para cada época.

El Sínodo de la Nueva Evangelización es acerca de esta fiel presencia de Cristo. Una proclamación crédula del Evangelio en nuestra propia época es débil cuando dicho sacrificio está ausente. En verdad, la unidad de la Iglesia que buscamos proviene del poder del amor sacrificador de Jesucristo, quien libremente dio su vida por nosotros.

Esta mañana estoy acomodando las notas que serán utilizadas en nuestro grupo pequeño el día de mañana, lo cual requiere reunir todos los fragmentos de papel que contienen los temas de esta última semana y media de diálogo e intervenciones….

Domingo, 21 de octubre

Es domingo por la mañana aquí en Roma, y el Sínodo sobre la Nueva Evangelización continua. No he podido redactar una memoria desde el jueves porque el ritmo y las responsabilidades de esta aventura han tomado velocidad. En los últimos días, nuestros grupos pequeños se reunieron formalmente. Posteriormente, el viernes por la mañana, cada relator de los 12 grupos pequeños presentó a nuestro Santo Padre y a los delegados del sínodo un resumen de nuestras deliberaciones de 10 minutos de duración. Cuando fui entrevistado el día de ayer por un reportero de The Tablet en el Reino Unido, reflexioné en esos 10 minutos. Si yo simplemente hubiera escrito el texto en el vuelo a Roma, habría sido dramáticamente una presentación diferente.

Escuchando las voces de cada rincón de la Iglesia universal ha expandido mi pensamiento y las oraciones de mi corazón. Por ello, comencé mi presentación con las palabras: “La Nueva Evangelización comienza con la oración — y con simplicidad y humildad — ya que la tarea no es trabajo humano pero el trabajo de Jesucristo”. Mi tiempo de oración ha sido más fructífero, y le pido, a Ud. lector, a implorar al Espíritu Santo que nos guíe de nuevo hacia Jesús, y a través de su poder, anunciar las buenas nuevas con la humildad y fervor de los primeros apóstoles.

Martes, 23 de octubre

Ahora comenzamos la importante fase de examinar cuidadosamente las propuestas que han sido desarrolladas. Al comenzar este proceso, me acuerdo de un tema – la sed por Dios y por todo aquello que es verdad, bueno y hermoso – que destacó en uno de los grupos de enfoque previo a mi venida a Roma: los 40 adultos jóvenes quienes hablaron conmigo después de la Misa en la parroquia de Holy Spirit en Louisville. Este tema también es muy destacado en el Sínodo de la Nueva Evangelización.

Me es claro que la nueva evangelización no es simplemente un programa nuevo. Más bien, consiste en descubrir la sed que de alguna manera se encuentra presente en nuestros corazones. El deseo por la verdad duradera, bondad y belleza guía al buscador por el camino de la vida, y vemos esta búsqueda en las vidas de los grandes santos. ¡Que Jesucristo, quien es el Camino, la Verdad, y la Vida, sea proclamado una vez más para responder a esa sed!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *