Esperanza en el Señor – Comienzos Simbólicos: Un Centro Pastoral con Raíces Parroquiales en Poplar Level

Kurtz-heroSiempre estoy buscando comienzos profundamente simbólicos. Nosotros los católicos, más que la mayoría, apreciamos los símbolos. No solo el misterio de la Sagrada Eucaristía y otros sacramentos, los cuales producen lo que simbolizan, pero también esas imágenes tangibles y artículos como medallas y rosarios que permiten que todos los sentidos se unan en una experiencia que toca el alma.

Esta es la razón por lo cual estaba tan emocionado con la dedicación del nuevo Centro Pastoral de la Arquidiócesis de Louisville el sábado pasado en el campus de la parroquia Holy Family. Lo que hizo el simbolismo aun más rico es que sucedió en el mismo día que nos reunimos para la reunión semestral del Consejo Pastoral de la Arquidiócesis de Louisville (PCAL), el cual es un cuerpo consultivo formado por los presidentes del consejo parroquial de las parroquias en la Arquidiócesis.

Aquí es cómo todo esto se une. Como he buscado una buena manera de explicar al oído moderno lo que la Arquidiócesis o la Iglesia local es, me he encontrado diciendo que somos 110 parroquias en 24 condados – que van desde el Rio Ohio hasta la frontera con Tennessee – ayudándonos mutuamente. No fue casualidad que al inaugurar el proceso de discernimiento parroquial este año, titulé la carta pastoral que guía el proceso, “Tu Parroquia: El Cuerpo de Cristo Vivo en Nuestro Entorno”. Su parroquia y cada parroquia son centrales para la vida y el bienestar de la Arquidiócesis.

El nuevo Centro Pastoral surgió por varias razones: centralidad a todo el Condado de Jefferson, accesibilidad desde los 24 condados de la Arquidiócesis, un edificio visible y capaz de recibir a grupos, una oportunidad para que el personal arquidiocesano colabore más eficazmente entre sí y la lista continua. Sin embargo, fundamental para la decisión fue la integración del centro pastoral arquidiocesano a la vida parroquial. Qué mejor manera de hacer esto que ubicar este nuevo edificio en el campus de una parroquia activa — Parroquia Holy Family — en el espíritu de colaboración y cooperación.

El hecho de que tuvimos esta bendición en el tiempo de reunión de PCAL añade y enriquece este simbólico comienzo. A menudo llamo a PCAL una mina de oro. Dos veces al año los presidentes del consejo parroquial de las parroquias de la Arquidiócesis son invitados a reunirse para una reunión de un día en un sábado. Incluye oración e información actualizada del Dr. Reynolds, nuestro Canciller y de mi. De igual manera o más importante, me da la oportunidad de escuchar de líderes parroquiales sobre cuestiones específicas prioritarias — las llamamos preguntas críticas — lo cual permite una consulta profunda. Estos temas van desde esfuerzos de hacer llamado a vocaciones al sacerdocio hasta maneras de promover ministerios que van desde liturgia hasta el alcance social y el cuidado pastoral por los demás. Inclusive la dirección del proceso de discernimiento parroquial en sí mismo fue fuertemente influenciada por diálogos pasados con PCAL. Aproximadamente 50 a 60 líderes parroquiales asistieron, y aproximadamente un tercio de los participantes son nuevos al proceso.

Nuestro nuevo Centro Pastoral de la Arquidiócesis de Louisville está destinado a estar profundamente arraigado en la vida parroquial y específicamente en la vida parroquial de las 110 parroquias de los 24 condados que conforman la Arquidiócesis de Louisville. Para añadir al simbolismo, el agua que usé para bendecir el nuevo edificio de hecho viene de tres ríos prominentes del territorio que compartimos: el Ohio, el Cumberland y el Green. Por cierto, el logo de la Arquidiócesis que ustedes ven en la primera página del periódico “The Record” refleja el mismo simbolismo del agua y nuestros ríos de Kentucky con la cruz de Cristo prominente sobre las aguas que fluyen del Bautismo en donde nos hacemos miembros del Cuerpo de Cristo.

Cada año durante Catholic Services Appeal, tenemos la oportunidad de elevar la relación hermosa entre su parroquia y la Arquidiócesis. Es una relación de servicio y reciprocidad – una en la que juntos buscamos ser fieles a lo que somos: el Cuerpo de Cristo vivo en el entorno de este mundo. Mi esperanza es que nuestro nuevo centro servirá para hacer presente este vínculo. A medida que los pastores nuevos estén preparados para servir a su parroquia, así como ministros litúrgicos y catequéticos son apoyados, a medida que los ministerios de Caridades Católicas tocan las vidas de aquellos en mayor necesidad — que crezcamos juntos como el Cuerpo de Cristo.

Hace más de 60 años, el arzobispo Floersh movió la Cancillería a la calle College. Ahora tenemos una nueva ubicación y nombre nuevo para reflejar nuestras necesidades actuales. Sin embargo, un punto permanece constante: la Cancillería estaba ubicada en los terrenos de la entonces activa parroquia de Santa María Magdalena. Con este movimiento al campus de la parroquia Holy Family, continuamos y hacemos más visible la realidad arraigada de parroquia.

Espero que vengan a visitar el nuevo Centro Pastoral. Al entrar al lobby, verán que los recibe el ícono de la Virgen de Guadalupe. Al continuar por el lobby, les espera la cruz franciscana de Jesús crucificado. Pronto una imagen de San José, nuestro santo patrono arquidiocesano también adornará el vestíbulo. Que Jesús, nuestro Salvador, y Su madre María, guíen nuestros esfuerzos pastorales y que San José nuestro patrono, sea nuestro protector.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)

What is 4 + 7 ?
Please leave these two fields as-is: