Visita del papa atrae atención internacional a nuevo desarrollo

Por Wallice J. de la Vega, Catholic News Service

EL PASO, Texas (CNS) — La visita del papa Francisco a Ciudad Juárez, México, causó más que un impulso devocional de un solo día dentro de la comunidad católica general en ambos lados del río Grande. Esta también atrajo atención internacional al lugar donde él celebró Misa como un futuro megacomplejo comunitario centrado en una iglesia masiva.

El proyecto comenzó a tomar forma hace cuatro años, cuando Sandro Landucci, empresario de las telecomunicaciones de Ciudad de México, tuvo una idea que ha juntado otras personas que han respondido al llamado del papa Francisco a atender a los necesitados.

“Durante sus viajes, Landucci fue impactado fuertemente por lo que estaba viendo en Ciudad Juárez, una ciudad destruida como si hubiese habido una guerra”, dijo Cecilia Levine, quien más tarde se convirtió en una figura clave en el desarrollo del complejo.

“Él había escuchado a los arquitectos suizos Herzog y De Meuron hablar sobre el impacto positivo que una estructura arquitectónica podría tener en una ciudad y recordó el deseo de (el financiero mexicano) Agustín Coppel de crear una estructura eclesiástica contemporánea en México”, ella dijo a Catholic News Service.

Uniendo sus ideas, Landucci y Coppel entonces vinieron donde Levine, industrialista de Ciudad Juárez, quien aportó sus propias ideas para un lugar enfocado en el servicio a los pobres. Nativa del estado mejicano de Chihuahua y criada en El Paso, durante años ella había estado operando programas de prevención de violencia y adicción a sustancias para los jóvenes.

Su lugar en el equipo de desarrollo era ayudar a conseguir terreno para el proyecto, pero ella tenía sus propias condiciones: “Es una excelente idea y estoy de acuerdo el 100 por ciento, pero tenemos que ajustar nuestro pensamiento y hacerlo no solamente una iglesia, sino también un centro de ayuda comunitaria”, ella dijo que les dijo y ellos estuvieron de acuerdo.

A través de ella el grupo obtuvo un fideicomiso privado de parte del gobierno municipal de Ciudad Juárez para usar el parque público El Chamizal, mas terreno adicional anexado a este, totalizando unos 62,400 metros cuadrados. El Punto, como se conoce oficialmente el proyecto de desarrollo, encontró un hogar y la visita del papa Francisco allí ya lo ha hecho una atracción internacional de peregrinación.

El Chamizal es un lugar histórico, también conocido como El Punto. Este era uno de los pocos “puntos” donde el río Bravo — como se conoce el río Grande en México — era lo suficientemente tranquilo y llano para cruzarlo dentro del entonces territorio mexicano. El Paso del Norte, hoy día simplemente El Paso, se refiere a este cruce del río.

El Punto, ahora como lugar de desarrollo, apunta al concepto de un punto central donde la religión, la caridad, el desarrollo humano, la justicia social, la cultura, la educación, el desarrollo económico y el turismo se unen en un esfuerzo para mejorar una región deprimida.

Habiendo pasado las fases de planificación, factibilidad y estudios de ingeniería-arquitectura, los organizadores de El Punto ahora están enfocados en juntar los fondos necesarios para la construcción.

El proyecto está compuesto por varias áreas donde la iglesia será la sección principal. Ocupando el 47 por ciento del espacio, esta incluirá el usual altar-sacristía, espacio para asientos, rectoría, columbario, capilla, salones para usos múltiples y tres oficinas. Además habrá un “altar exterior” con plaza redonda para misas al aire libre.

“Será una iglesia católica, pero todos los espacios serán compartidos con otras religiones”, dijo Levine. “De hecho, nuestros programas actuales son apoyados por otras religiones. La idea es mantenernos juntos, trabajando juntos para beneficio de esta comunidad”.

Según la visión de Herzog y De Meuron, el diseño de la iglesia mezcla estilos antiguos — como pirámides construidas con bloques — con características ultramodernas como aberturas cuadradas en sus paredes. Según los arquitectos, “uno encontrará simbolismo cristiano y matices de las francesas catedral Angouleme, basílica St. Sernin e iglesia Pantheon”.

Desde lejos el complejo completo parece una pila de bloques; desde arriba parece una gigantesca cruz articulada.

“Ellos usaron recursos comunitarios, históricos y culturales locales para producir el diseño”, dijo Levine. “Será construida con adobe, usando materiales de la región”.

Aparte de la iglesia, El Punto incluirá:

  • Academia de música con sala principal, salones de práctica y espacios educativos trabajando con el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Orquesta Esperanza de Ciudad Juárez.
  • Centro de educación con aulas, centro de conferencias, salones de reuniones y suites para visitantes.
  • Centro para migrantes y ayuda general ofreciendo información, consejería especializada, apoyo psicológico y espiritual y programas de adiestramiento orientados a la reintegración comunitaria.
  • Centro de meditación como un espacio abierto a todos.
  • Áreas complementarias con restaurante, cafetería y quioscos fijos de ventas.
  • Espacios al aire libre incluyendo explanada, auditorio y un foro juvenil.

Actualmente Levine opera varios programas juveniles sin fines de lucro, incluyendo tres orquestas. Para los adultos ella está estructurando un sistema de permacultura con granjas urbanas para educar la comunidad sobre la conservación ambiental mientras se produce alimentos que beneficiarán a los participantes.

“Todos estos están en curso ahora. El de los niños es apoyado por Fondos Unidos y las orquestas son apoyadas por la Fundación Azteca”, organización sin fines de lucro liderada por el empresario mejicano Ricardo Salinas que también opera en Estados Unidos, Guatemala, El Salvador y Perú. “Lo único que necesitamos es el espacio donde podamos tenerlos todos juntos y seguir creciendo”, ella dijo.

Con todos los miembros siendo católicos, el equipo de desarrollo de El Punto ha considerado como una bendición la reciente visita del papa Francisco.

“El hecho de que El Punto fuera escogido para una Santa Misa por el hombre más santo ha sido un privilegio para nosotros”, dijo Levine. “Ha sido hermoso ver cómo la gente sigue viniendo en peregrinación a orar y meditar aquí”.

– – –

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *