Un cardinal enciende las luces y la ira de un político italiano

El cardenal Konrad Krajewski, el limosnero apostólico, regala dulces a niños durante una visita al Centro de Esperanza y Paz para los refugiados cerca del campamento de refugiados de Moria en la isla griega de Lesbos, el 8 de mayo de 2019. El cardenal Krajewski ofreció pagar la factura de la electricidad de un edificio en Roma ocupado por migrantes y otros pobres a quienes les habían desconectado la luz, pero que restauró al bajar a una alcantarilla. (Foto CNS-Vatican Media)

Por Cindy Wooden
Catholic News Service

ROMA (CNS) — A menos de 24 horas de regresar a Roma después de visitar refugiados en Grecia, el cardenal Konrad Krajewski encendió algunas luces y se encontró bajo las amenazas del vice primer ministro de Italia.

El cardenal, que distribuye ayudas caritativas en nombre del papa Francisco, fue a las 10 p.m. a un edificio, propiedad del estado en Roma, que habían ocupado más de 430 personas — incluyendo más de 100 niños.

Han ocupado el edificio desde 2013, pero el 6 de mayo la compañía eléctrica les cortó la electricidad, dejando a los residentes sin luz, ni agua caliente, ni refrigeración.

Cuando le preguntaron si era verdad que él había bajado por una alcantarilla para reconectar el edificio a la fuente de electricidad, el cardenal Krejewski le dijo al periódico Corriere della Sera, “Era una situación especial. Desesperada. Repito que asumo toda la responsabilidad”.

Matteo Salvini, el vice primer ministro de Italia le dijo a una multitud en una manifestación el 12 de mayo que los ocupantes del edificio le debían a la compañía eléctrica 300,000 euros (unos $337,000) y que le iba a enviar la cuenta al cardenal.

“La pagaré. No hay problema,” le dijo el cardenal al periódico. “Y si llegara una multa, también la pagaría”.

A través de la oficina del cardenal Krajewski, el Vaticano ha estado ayudando a los residentes por algún tiempo, enviando regularmente comida y medicina así como doctores.

“Lo absurdo es que estamos en el corazón de Roma”, dijo el cardenal Krakewski al periódico. “Hay familias que no tienen a dónde ir, gente que lucha por sobrevivir”.

La pregunta que la gente debería estar haciendo, dijo, no es quién va a pagar la cuenta de la electricidad, sino por qué hay más de 400 personas, incluyendo niños pequeños viviendo así.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *