Testigos del Amor de Dios – Movimientos eclesiales

Andés y Kathia Arango

Este artículo es parte de una serie enfocada en diferentes áreas ministeriales. Los artículos son presentados bajo la perspectiva del proceso del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana/Latina.

En este tiempo de la Nueva Evangelización, la Iglesia Católica busca atraer nuevas personas o hacer que aquellos que están lejos regresen a vivir su fe. Muchas organizaciones, programas y proyectos pastorales se han desarrollado para responder a este llamado.

Es en este contexto en el que los movimientos eclesiales, particularmente dentro de la comunidad hispana en los Estados Unidos, juegan un papel vital para atraer a más personas a tener una relación personal con Jesús, reanudar su camino espiritual y comprometerse a compartir su testimonio de fe. Presentamos cuatro áreas en las que estos movimientos, a pesar de la diversidad entre ellos, juegan un papel muy importante dentro de los católicos hispanos en los Estados Unidos.

1. COMUNIDAD: Una fortaleza de los movimientos es la capacidad de crear comunidad. Los participantes de estos grupos no solo asisten a la celebración del domingo, sino que también tienen grupos de oración semanales, estudios bíblicos, pequeñas comunidades, entre otras actividades donde los participantes encuentran una verdadera familia cristiana.

2. LIDERAZGO: los movimientos permiten a los católicos hispanos usar los carismas que el Espíritu Santo les distribuye. Entre los movimientos hay una gran diversidad de líderes. Algunos de ellos tienen una capacitación profesional, incluso en áreas teológicas, lo que les facilita liderar la misión y visión del movimiento.

Sin embargo, al analizar el liderazgo dentro de los movimientos hispanos, muchas veces vienen a la mente las palabras de Jesús: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y los prudentes y haberlas revelado a los pequeños”. (Mt. 11:25). Esto se refleja en que muchos líderes no han tenido los recursos financieros para obtener una educación académica pero el Espíritu Santo los usa impresionantemente en el servicio.

3. FAMILIA Y JUVENTUD: varios movimientos de habla hispana en los Estados Unidos proporcionan una amplia gama intergeneracional de ministerios entre ellos: niños, jóvenes, matrimonios, personas mayores, etc. Esto es parte de un fenómeno social, que reconoce cómo los hispanos han valorado el sentido de familia en este país. Particularmente, hemos visto grandes comunidades de jóvenes hispanos dentro de los movimientos, organizando actividades bilingües.

Todo esto funciona con la particularidad específica de que una gran cantidad de estos jóvenes son inmigrantes hispanos de segunda o tercera generación. Si bien muchos de ellos se sienten más cómodos hablando en inglés, quieren mantener las tradiciones culturales y religiosas de sus antepasados.

4. CONEXIONES A LA VIDA LITURGICA: Varias parroquias en todo el país tienen líderes de diferentes movimientos que sirven en sus liturgias como lectores, músicos, ujieres, ministros eucarísticos extraordinarios, catequistas, etc. Este es un gran fruto de los movimientos, ya que su objetivo no debe ser formar una “iglesia paralela”, sino de guiar a los católicos a conectarse con sus parroquias y a su vida litúrgica.

Basados en las áreas mencionadas anteriormente, vemos que los movimientos han sido una gran bendición para muchos hispanos en este país, no solo para apoyarlos en su vida espiritual, sino también social, psicológica, familiar, entre otras áreas. Siendo siempre fieles a la misión que el Espíritu Santo les da, y enfrentando con perseverancia los desafíos en el mundo actual, los movimientos son un gran instrumento de Dios para la misión pastoral de la Iglesia, no solo dentro de la comunidad hispana, sino para todos los católicos en general.

Andrés Arango es director de evangelización y delegado para el Ministerio Hispano en la Diócesis de Camden y Kathia Arango es directora de la Oficina para Hispanos Católicos en la Diócesis de Philadelphia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *