Se abre nueva oficina del ministerio hispano

Eva Gonzalez enseña al Sr. Danny Feger, miembro de la Iglesia St. Gabriel durante una clase de español el 9 de marzo. Gonzalez ha sido nombrada la primera directora de la nueva Oficina del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Louisville.

Por MARNIE McALLISTER
Escritora del personal del periódico The Record

La Arquidiócesis de Louisville ampliará el ministerio a los más de 26,000 hispanos/latinos católicos en el área con la creación de su primera Oficina de Ministerio Hispano este verano.

La nueva agencia, que abrirá el 1 de julio en la Iglesia St. Rita, tiene como objetivo servir a los católicos hispanos/latinos y ayudar a formarlos para que se conviertan en líderes de la Iglesia, dijo su directora, Eva Gonzalez.

“Mi esperanza es que surjan más líderes, nuevos líderes, y que asuman la responsabilidad en la Iglesia”, mencionó Gonzalez.

Al anunciar la nueva oficina, el arzobispo Joseph E. Kurtz dijo: “A medida que continuamos convocando los dones de los católicos hispanos en nuestra arquidiócesis, espero por los frutos que surgirán de nuestra nueva Oficina del Ministerio Hispano”.

El ministerio hispano no es nuevo para la arquidiócesis; ha sido parte de la Oficina del Ministerio Multicultural desde que se formó en 1997. El ministerio hispano aumentó en el 2006 con el establecimiento de un departamento para el ministerio hispano dentro de esa oficina que actualmente es dirigido por Gonzalez.

El arzobispo Kurtz ofreció su agradecimiento a la Oficina del Ministerio Multicultural y a su líder M. Annette Mandley Turner.

También expresó su agradecimiento al padre Joseph Rankin que ha servido como Vicario de la Arquidiócesis para el Ministerio Hispano desde el 2014. El arzobispo ha designado al padre Michael Tobin para que lo suceda en ese puesto.

El padre Tobin también sucederá al padre Rankin como pastor de las Iglesias de St. Rita y St. Luke para trabajar en estrecha colaboración con la nueva oficina a partir del 17 de junio. Aquí hay un enlace al anuncio oficial.

El panorama para el ministerio hispano ha crecido y cambiado en las últimas décadas. Un anuncio sobre la nueva oficina señala que más de la mitad, el 51 por ciento, de los católicos estadounidenses menores de 18 años son hispanos.

En sintonía con las tendencias nacionales, el área ha experimentado un crecimiento significativo en la población de hispanos católicos. El último censo, en el 2010, mostró la presencia de 26,400 hispanos católicos en la arquidiócesis, más del doble de la población presente en el 2000.

Para responder a ese crecimiento, el padre Tobin y otros 26 sacerdotes de la arquidiócesis han estado estudiando el ministerio hispano durante el último año en un proceso dirigido por el Vicecanciller Tink Guthrie.

El Estudio de Planeación Hispana del 2019 identificó una variedad de necesidades de los católicos hispanos y recomendó seis iniciativas para ayudar a abordarlas.
La primera iniciativa es el establecimiento de la nueva oficina.

“No es suficiente tener una Misa en español”, dijo el padre Tobin. “Estamos pasando de solo estar satisfechos con la Misa en español a querer servir la amplitud de las necesidades de la comunidad”.

Por ejemplo, mencionó: “¿Tienes una manera de promover la formación de niños y adultos? ¿Un alcance social activo y promoción de la justicia?

Mientras los sacerdotes estudiaban las necesidades de la comunidad desde su perspectiva, los católicos hispanos en la arquidiócesis han participado en el proceso del V Encuentro Nacional, una iniciativa de los obispos de los Estados Unidos que tiene como objetivo discernir las necesidades y la visión de la gente.

Dos prioridades locales surgieron del proceso: la pastoral familiar y el ministerio con adolescentes y de jóvenes adultos.

Esas prioridades y las necesidades identificadas por el estudio de los sacerdotes informarán el trabajo de la nueva oficina, dijo Gonzalez.

Si bien el trabajo de la oficina evolucionará con el tiempo, Gonzalez dijo que inicialmente se centrará en:
– Formación para adultos y niños.
– Pastoral familiar para fortalecer a las parejas y la vida familiar.
– Talleres y retiros para adolescentes y jóvenes adultos.
– Servicios sociales.
– Preparar a los adultos como discípulos misioneros que pueden llegar a los católicos inactivos.

Señaló que la comunidad católica hispana/latina es una gran categoría que generalmente abarca diversas culturas de América Central, América Latina y América del Sur.

Pero también tienen algunas cosas en común más allá del idioma.

“Traen consigo muchos dones”, indicó. “la vida familiar, las personas usan sus talentos para la Iglesia, y se apoyan mutuamente en casos de necesidad”.

Además de la nueva oficina, otras iniciativas para el futuro incluyen fomentar las vocaciones en la comunidad hispana, preparar mejor a los seminaristas para el ministerio intercultural, comprometer a otras agencias de la arquidiócesis para servir a la comunidad hispana y ayudar a las parroquias con poblaciones hispanas/latinas a desarrollar estrategias financieras estables.

El estudio también recomendó asignar sacerdotes con dominio cultural y lingüístico donde sus habilidades sean más necesarias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *