Reunión del papa con el patriarca ortodoxo ruso en Cuba, anuncia el Vaticano

Por Cindy Wooden, Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — Después de casi tres décadas de tensas relaciones entre católicos y ortodoxos rusos, habrá una reunión entre el papa Francisco y el patriarca Kirill de Moscú, el 12 de febrero, en Cuba. El papa va rumbo a México después de su escala en Cuba.

Y éste será el primer encuentro entre un papa y un patriarca de Moscú, les dijo a periodistas el 5 de febrero el padre jesuita Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

La ocasión se presenta por el viaje del papa Francisco a México y porque el patriarca Kirill hace una visita oficial a Cuba. La reunión se llevará a cabo en el Aeropuerto Internacional de la Habana, “José Martí” y hay planes para que ambos firmen una declaración conjunta, dijo el padre Lombardi.  La  salida de Roma del papa se adelantará para darle tiempo a la reunión sin que haya cambios posteriores en la agenda ya establecida para la travesía por México, añadió el vocero.

En una declaración conjunta previa a la reunión, se decía que “el encuentro señalará una importante etapa en las relaciones entre las dos Iglesias (la iglesia católica apostólica romana y la iglesia ortodoxa de Rusia)”.

El encuentro en Cuba no fue “improvisado”, dijo el padre Lombardi. Se llevaron dos años de intensa planeación y negociaciones para fijar la fecha y situación. Y aunque la idea de una posible reunión era apenas una vaga esperanza, funcionarios, tanto católicos como ortodoxos, insistieron en que la reunión debería llevarse a cabo en territorio “neutral” y no en el Vaticano ni en Rusia.

Y tomando en consideración que ésta será la primera reunión entre un papa y un patriarca ruso, dijo, “será un evento que, dentro de la jornada ecuménica y el diálogo entre confesiones cristianas tendrá una importancia extraordinaria”.

Tal encuentro sucederá mientras representantes de iglesias ortodoxas de todo el mundo se preparan para una asamblea de todos los Consejos Ortodoxos, a llevarse a cabo en la isla de Creta el próximo mes de junio. Al patriarca ecuménico Bartholomew (Bartolomé) de Constantinopla, dirigente espiritual de los cristianos ortodoxos, “naturalmente, se le ha informado ” de los planes de la reunión entre el papa y el patriarca Kirill y ha expresado “su alegría por este paso adelante”, dijo el padre Lombardi.

El tener una reunión sencilla con el patriarca de Moscú, dirigente espiritual de la iglesia ortodoxa más grande, fue un sueño que fracasó ante los deseos del santo Juan Pablo II y una oportunidad que se le escapó también al papa jubilado Benedicto XVI.

En forma repetida, después de que la liga soviética empezó a separarse en 1989 y las Iglesias católicas del oriente, reprimidas hasta entonces, empezaron a funcionar en forma pública otra vez, los dirigentes ortodoxos rusos insistían en que no habría ninguna reunión entre un papa y un patriarca en tanto los católicos siguieran en su función de “proselitismo” dentro del territorio que los ortodoxos consideraban propio.

El Vaticano había insistido en que la Iglesia Católica rechaza el proselitismo, el cual se define como una actividad mediante la cual se busca convertir a personas de otra comunidad cristiana, sea por presión o por ofrecimiento de algo apetitoso. Los rusos ortodoxos habían insistido, por su parte, que tal clase de proselitismo ocurría en Rusia y en Ucrania, a pesar de que el Vaticano dijo que cuando pidió pruebas, los ortodoxos fueron incapaces de darlas.

San Juan Pablo restableció la jerarquía de rito católico latino en Rusia en 2002, lo que produjo un rompimiento de diálogo entre los rusos ortodoxos y el Vaticano que duró varios años. Y aunque las tensiones relacionadas con la presencia católica en Rusia se desvanecieron, los ortodoxos rusos insistieron en que un ejemplo mayor de proselitismo era la pérdida de templos en la recién independizada Ucrania.

El Vaticano reconoció que había habido algunos casos de excesivo celo al principio, pero rechazó el uso del término “proselitismo” como descripción incluyente del restablecimiento de la Iglesia Católica de Ucrania. La Iglesia Católica de Ucrania fue declarada fuera de ley por el gobierno soviético en la década del 1940 y sus propiedades fueron confiscadas por el gobierno y repartidas entre los rusos ortodoxos. Los católicos de rito bizantino, que antes podían asistir a funciones de culto solamente en iglesias ortodoxas rusas, regresaron a servicios católicos y vieron el regreso de propiedades de la iglesia.

El padre Lombardi dijo que el hecho de que la reunión se haya programado “nos permite pensar que varios puntos del diálogo ya han madurado y han permitido que algunas cosas que antes eran obstáculo se han salvado”.

“Cada paso que conduzca al diálogo, al entendimiento, a una voluntad de acercamiento mutuo, entendimiento mutuo y camino conjunto ” después de “un pasado de distanciamiento e incluso de polémica y división es una señal positiva para todos”,  especialmente si se considera el enorme número de católicos y ortodoxos rusos del mundo, dijo el vocero.

El padre jesuita David Nazar, rector del Instituto Pontificio Oriental de Roma y ucraniano católico de Canadá, le dijo al “Catholic News Service”: “Si esto sucediera sería una gran noticia en el Año de la Merced. Dar un paso en esta dirección es hermoso, pero también irreversible”.

Especialmente para los católicos de Rusia y Ucrania, dijo, las relaciones con los ortodoxos rusos son complicadas, tomando en cuenta las relaciones estrechas que existen entre la Iglesia Ortodoxa rusa y el gobierno ruso, que se anexó Crimea y apoya la lucha entablada al este de Ucrania.

El padre Nazar describió su reacción ante la noticia como algo para proceder con “optimismo precavido ” y dijo que esperaba que esto señalara “un nuevo principio ” entre las relaciones católicas y las de los rusos ortodoxos.

The Record
Written By
The Record
More from The Record
Young parishioners at
St. Christopher
help elderly neighbors
Children in the religious education program at St. Christopher Church in Radcliff,...
Read More
0 replies on “Reunión del papa con el patriarca ortodoxo ruso en Cuba, anuncia el Vaticano”