¿Los latinos afectaron la política o al revés? Foro busca pistas

J.D. Long-García de America Media habla el 16 de noviembre de 2022 durante un diálogo en línea de la Universidad de Georgetown titulado “¿Cómo están cambiando los latinos la política y cómo está cambiando la política a los latinos?” (Foto CNS/Cortesía de la Universidad Georgetown)

Por Mark Pattison

WASHINGTON — Los latinos pueden estar cambiando la política estadounidense más de lo que la política está cambiando a los latinos.

Al escuchar a los panelistas en un foro en línea de Georgetown el 16 de noviembre, la política se está esforzando más para atraer a los latinos al redil.

Jens Manuel Krogstad del Pew Research Center, en su trabajo de estudio de la demografía y la política de los latinos, señaló que los latinos no se identifican tanto con los partidos demócrata o republicano como otros estadounidenses.

“El apoyo de los latinos a los dos partidos ha ido y venido a lo largo de las décadas”, dijo Krogstad durante un foro patrocinado por la Iniciativa sobre el Pensamiento Social Católico y la Vida Pública de la Universidad de Georgetown sobre: ??”¿Cómo están cambiando los latinos la política y cómo está cambiando la política a los latinos?”.

El apoyo demócrata alcanzó un máximo del 70 % durante las presidencias de Bill Clinton y Barack Obama, mientras que el apoyo republicano llegó al 40 % para George W. Bush y al 38 % para Donald Trump.

“Al mismo tiempo, aproximadamente la mitad de los latinos dicen que no ven mucha diferencia entre los partidos”, dijo Krogstad.

“Los latinos que son católicos suelen ser más progresistas que los latinos que son evangélicos y protestantes”, dijo la panelista Alejandra Molina de Religion News Service.

“Los latinos no son un monolito”, declaró Olivia Pérez-Cubas del Winning for Women Action Fund, que recluta y brinda respaldo financiero a candidatos republicanos. “El Partido Republicano depende de su capacidad para construir una carpa para diversificar el partido, en lo que no somos muy buenos pero creo que estamos trabajando, para hablarle a un grupo diverso de votantes, y los latinos son en gran medida un gran parte de esa ecuación”.

Lo bueno de las elecciones intermedias del 8 de noviembre para los latinos es que mostraron que “la comunidad es consecuente, es muy consecuente, en qué partido controlará el Congreso, en qué partido prevalecerá en las elecciones presidenciales”, dijo Julián Castro, ex diputado y secretario de vivienda y desarrollo urbano, exalcalde de San Antonio y aspirante presidencial en 2020.

Krogstad dijo que los hispanos nacidos en los Estados Unidos están sumando 1 millón de nuevos votantes potenciales a la población cada año. Señaló que en las décadas de 1980 y 1990, “en gran medida, la inmigración de México fue el principal impulsor del crecimiento de la población hispana en los EE. UU.”, pero dijo que la inmigración hispana de ese país “se ha reducido a un goteo”.

Los hispanos ahora representan alrededor del 14% del electorado, el doble de la cifra de 2000. También ven al Partido Demócrata más favorablemente que al Partido Republicano.

“Los latinos han expresado abrumadoramente su apoyo al derecho al aborto, especialmente después de que se anuló Roe”, dijo Molina. “Ha habido una suposición de que los latinos son inherentemente religiosos y, por lo tanto, conservadores y en contra del aborto, y no es tan blanco o negro como eso”.

Sin embargo, Molina reconoció la atracción de los “pastores evangélicos latinos de alto perfil”, y señaló que uno de ellos es el reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, “quienes en el pasado han hablado en apoyo de (expresidente Donald) Trump porque dijeron que estaba en contra del comunismo, en contra del socialismo”.

Castro, quien actualmente es profesor invitado en la Facultad de Derecho de Harvard, dijo que el Partido Republicano ha jugado la carta del comunismo, especialmente con los estadounidenses cubanos y venezolanos.

“Tradicionalmente, gran parte del alcance del Partido Demócrata se centró en los derechos civiles y temas como la igualdad y también en temas aspiracionales y cuestiones como el acceso a una mejor educación y atención médica y mejores trabajos, esas cosas que creo que realmente resuenan con las familias latinas trabajadoras”, agregó.

Pérez-Cubas dijo: “Los republicanos esperaban que la gasolina, la economía, la inflación fueran el mensaje clave, y francamente fracasó, y lo vimos en todos los ámbitos, no solo en los votantes latinos”.

“Millones de personas en el país, ya sean latinos o (de) diferentes orígenes, reconocen ampliamente que nuestro sistema político está fundamentalmente roto”, dijo Michael Okinczyc-Cruz, director ejecutivo de la Coalición para el Liderazgo Espiritual y Público.

También es profesor adjunto en el Instituto de Estudios Pastorales de la Universidad Loyola de Chicago y organizador comunitario en los suburbios de Chicago.

Las respuestas, sugirió, se encuentran menos en “cómo podemos hacer que las comunidades (voten), sino en qué papel puede desempeñar la gente común en la configuración de las fuerzas y los factores que entran en juego en sus vidas cuando se trata de escuelas, la economía local, el medio ambiente, las oportunidades para sus hijos y el futuro”.

La “pregunta más urgente y necesaria”, dijo Okinczyc-Cruz, “es si podemos organizar el poder de base de tal manera que esté en las manos colectivas de la gente común, nuestros abuelos, la clase trabajadora, la juventud, y que ese poder pueda ser controlado por personas y ejercido por personas de manera responsable, estratégica y verdadera”.

Castro recordó cuando “mi madre era una activista chicana en la década de 1970 y estaban muy frustrados con el sistema, en su mayoría mexicoamericanos (en) Texas y el Sur este, y su respuesta fue dejar el Partido Demócrata pero no ir al Partido Republicano”.

“Comenzaron un tercero” para construir el poder para abordar sus problemas, dijo.

“Tenemos que mirarnos a nosotros mismos”, dijo Okinczyc-Cruz. “Mi mamá me llevaba a la iglesia cuatro días a la semana. Nos volvía locos, pero eso fue lo que me ayudó a formar quién soy hoy”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *