Los inmigrantes reciben apoyo, asesoramiento en evento

El padre Carlos Conde, a la derecha, particip— en una reuni—n el d’a 3 de abril, Domingo de la Misericordia Divina, para apoyar a los inmigrantes que viven en un parque de casas rodantes en el sur de Louisville. (Record Foto por Marnie McAllister)
El padre Carlos Conde, a la derecha, particip— en una reuni—n el d’a 3 de abril, Domingo de la Misericordia Divina, para apoyar a los inmigrantes que viven en un parque de casas rodantes en el sur de Louisville. (Record Foto por Marnie McAllister)

Por Marnie McAllister, Editora del Record

Representantes del Departamento de Policía del metro de Louisville (LMPD por sus siglas en ingles), abogados de inmigración, sacerdotes, pastores cristianos, y laicos de las iglesias locales se reunieron con residentes de un parque de casas rodantes en el sur de la ciudad el día 3 de abril para ayudar a quitar sus temores.

Los residentes de Holiday Park situado en el carril Minors dicen que los funcionarios de inmigración han llevado a cabo varias redadas en sus casas recientemente – en busca de inmigrantes indocumentados – en las horas muy temprano de la mañana.

“Seis veces en las últimas cuatro semanas,” dijo Víctor Cano, que vive y trabaja en el Holiday Park y asiste a la iglesia de San Bartolomé. “Mucha gente está sintiendo miedo. Me gustaría que alguien ayudara a esta comunidad.”

Alrededor de 75 residentes se reunieron para escuchar a los oficiales de policía y otros que ofrecen asesoramiento y apoyo. La reunión fue coordinada por varios líderes de la comunidad latina, uno de ellos fue La Casita Center.

Curtis Flaherty, comandante de la Séptima División del LMPD, dijo a los residentes que él y otros oficiales de LMPD no están interesados en el estado migratorio de los inmigrantes.

“A nosotros no nos compete hace cumplir las leyes de inmigración,” dijo, explicando que estas leyes son un asunto federal. Sin embargo, “Si alguien está tratando de hacerles daño, llámenos. Queremos animarlos a ustedes a informarnos de cualquier delito cada vez que suceda. No queremos que ustedes tengan miedo de llamar a la policía.”

El comandante Flaherty fue acompañado por dos agentes latinos que hablaron con el grupo de personas en español. Un residente preguntó a los agentes qué hacer si alguien los amenaza, sobre todo, si alguien con estatus legal amenaza con llamar a la policía y deportarlos.

“Llámenos,” dijo el  comandante Flaherty. “Estamos aquí para ayudar a la gente.” Los residentes también escucharon a la abogada de inmigración Rachel Mendoza-Newton, quien habló en español acerca de cómo interactuar con la policía.

Ella aconsejó a los residentes a ser honestos con los funcionarios, añadiendo: “Si miente, se darán cuenta.” Mendoza-Newton, cuyo mensaje fue traducido al inglés por Félix Garza, dijo que si los funcionarios de inmigración llevan a cabo redadas indiscriminadas en el parque de casas rodantes, “Hagan una grabación. Todos ustedes tienen teléfonos celulares con cámaras. Entonces podemos identificar a los funcionarios y mostrar lo que están haciendo.”

Ella alentó a los residentes a organizarse y formar una vigilancia de la vecindad. Y ella les animó a estar preparados en caso de que un padre de familia sea arrestado.

“Todo el mundo tiene que estar preparado,” dijo. “¿Tiene un plan para sus hijos? Si usted es indocumentado, es necesario tener un poder legal del cuidado de sus hijos.”

También aconsejó a los residentes a obtener recomendaciones de buenos abogados y no simplemente contratar la opción más barata.

Padre Carlos Conde, un sacerdote de la Diócesis de León, México, sirviendo en las iglesias de San Bartolomé y San Eduardo, asistió a la reunión y ofreció apoyo a los residentes.

Después, él dijo que ha escuchado de sus feligreses acerca de los problemas que enfrentan. (Sus palabras fueron interpretadas en inglés por Maria Scharfenberger, quien se desempeña en el ministerio hispano en la region 6 que incluye San Bartolomé y San Eduardo).

Padre Carlos dijo, “Son personas que han enfrentado pobreza, inseguridad, y la muerte, que han superado con el fin de llegar a este país en busca de un mejor futuro. En general, no vienen a robar, vienen a trabajar para dar un futuro mejor a sus hijos.”

“Me dicen, usted no sabe lo que es vivir con miedo todos los días; no saber si su familia puede ser separada hoy por la deportación.”

Padre Carlos también se preguntó retóricamente,”¿Por qué pueden fluir bienes comerciales, y dinero, drogas y armas  a través de las fronteras, y las personas no? ¿Qué es más peligroso, las personas o las armas?”

Citando al papa Francisco, agregó, “Tenemos que poner a la persona humana por encima del mercado. La persona debe ser la prioridad, todo lo demás viene después.”

The Record
Written By
The Record
More from The Record
Parishes contribute to annual ‘Crusade’ telethon collection
Parishes in the Archdiocese of Louisville contributed $214,856 to the 67th WHAS...
Read More
0 replies on “Los inmigrantes reciben apoyo, asesoramiento en evento”