Líderes eclesiásticos de América Latina se comprometen a promover rol de familia en sociedad

Por Ezra Fieser, Catholic News Service

SANTO DOMINGO, República Dominicana — Trabajadores eclesiásticos y obispos de toda América Latina el 9 de agosto salieron de un congreso regional único en su clase comprometiéndose a contribuir a fortalecer la labor eclesiástica en la promoción del rol de la familia en la sociedad.

Procurando renovar su compromiso de promover los valores familiares, representantes de 22 conferencias episcopales de América Latina y el Caribe asistieron al Primer Congreso Latinoamericano de Agentes de Pastoral Familiar realizado en Panamá, según el Consejo Episcopal Latinoamericano, o CELAM.

“Iluminados por el Espíritu Santo e inspirados en los valores de la Sagrada Familia de Nazaret, queremos enviar a todas las familias de América Latina, el Caribe y de todo el mundo este mensaje de esperanza”, dice una declaración emitida durante la conclusión de la conferencia por el Departamento de Vida Familiar y Jóvenes del CELAM.

La conferencia se orientó en recordarle a las familias “vivir los valores del Evangelio, estar seguros de que no estamos solos y que juntos podemos enfrentar las tormentas que amenazan la identidad y la misión del matrimonio, de la familia y de la vida”, dice la declaración.

Los organizadores hicieron un llamado al congreso, al que le seguirá una serie de reuniones más pequeñas en el 2015, en medio de numerosas tendencias sociales que han levantado bandera roja para la iglesia. Entre esos cambios están el aumento en el número de divorcios, menos hogares con dos padres y el correspondiente aumento en el porcentaje de familias de un solo padre.

“Estamos en una etapa de cambio, lo que está generando nuevos conceptos, entendimientos, posturas y acciones de cara a la idea de la familia como célula primaria de la sociedad”, dice una declaración firmada por cinco obispos latinoamericanos y padre Antonio José Velázquez, secretario ejecutivo del departamento.

El documento dice que la misión pastoral eclesiástica tiene que trabajar más fervientemente para impulsar la importancia de la unidad familiar como agente de desarrollo social e influenciar a los gobiernos mientras estos consideren políticas públicas que afecten la estructura familiar.

“En general, lo que salió (del congreso) fue una mayor determinación de hacer más para fortalecer los ministerios pastorales para las familias en general”, dijo el padre trinitario Juan Molina, director de la oficina sobre América Latina de los obispos estadounidenses. “Uno de esos aspectos incluye más participación con el gobierno para fortalecer la vida familiar y el matrimonio”.

Padre Molina dijo que los asistentes levantaron una gama de asuntos, desde trabajar en las leyes matrimoniales hasta promover mejores políticas de licencias de ausencia familiar.

Líderes centroamericanos y mexicanos plantearon el asunto de la inmigración, incluyendo la oleada de niños migrantes que están cruzando entrando en Estados Unidos desde México, lo cual está separando familias.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *