La Misa de Oro conecta la ciencia con la fe

El arzobispo Shelton J. Fabre celebró la segunda Misa de Oro anual en honor a los científicos en la Iglesia St. Stephen Martyr Church. Se le unieron en el altar, a partir de la izquierda, el padre dominico John Baptist Hoang, el padre Patrick Dolan y el diácono Ned Berghausen. (Foto del periódico The Record por Kayla Bennett)

Durante la segunda Misa de Oro anual, el arzobispo Shelton J. Fabre explicó a sus oyentes que la fe y la ciencia se necesitan mutuamente.

La Misa, que honra a científicos, educadores de ciencias y estudiantes de ciencias, se celebró el 7 de noviembre en la Iglesia St. Stephen Martyr Church, ubicada en 2931 Pindell Ave. Más de 40 personas se reunieron para la liturgia especial que fue concelebrada por el padre Patrick Dolan, un científico, y el sacerdote dominico John Baptist Hoang, capellán del Ministerio del Campus Católico de la Universidad de Louisville. El diácono Ned Berghausen sirvió también.

El arzobispo Fabre dijo que la fe y la ciencia “se mantienen auténticas”, señalando una carta de San Juan Pablo II, que dice: “La ciencia puede purificar la religión del error y la superstición; la religión puede purificar la ciencia de la idolatría y los falsos absolutos. Cada cual puede atraer al otro a un mundo más amplio, un mundo en el que ambas puedan florecer”.

Refiriéndose a la lectura del día del Evangelio de San Marcos, el arzobispo señaló que los apóstoles que experimentaron la transfiguración de Jesús no entendieron lo que presenciaron. De la misma manera, a menudo no entendemos los descubrimientos científicos de inmediato, dijo.

“Algunos descubrimientos toman tiempo para que su efecto conduzca a una comprensión completa que conduce a inventos”, dijo el arzobispo a sus oyentes. De manera similar, “las revelaciones de Dios toman tiempo para entenderse completamente”.

Después de la Misa, un panel de cuatro personas ofreció testimonios sobre cómo la fe y la ciencia interactúan en sus vidas.

Los panelistas fueron: el Dr. Timothy Dowling, profesor de meteorología dinámica en la Universidad de Louisville; Pat Burton, instructor de ciencias en Mercy Academy; Anna Christianson, profesora asistente de química en la Universidad de Bellarmine; y Eva González, directora de la Oficina del Ministerio Hispano, quien también tiene una licenciatura en ciencias farmacéuticas.

La Misa de Oro nació de un Grupo de Discusión de Fe y Ciencia que se ha estado reuniendo durante los últimos cinco años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *