La fuerza del evangelizador viene de practicar lo que se predica, dice el Papa Francisco

El Papa Francisco saludó a Miriam-Rose Ungunmerr Baumann, anciana, educadora y artista aborigen australiana, después de su audiencia general semanal el 31 de mayo de 2023, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Mirando está Chiara Porro, embajadora de Australia ante la Santa Sede. (Foto CNS por Lola Gómez)

Por Carol Glatz

CIUDAD DEL VATICANO — El método más poderoso y efectivo de evangelización es vivir de acuerdo a lo que uno enseña y predica, dijo el Papa Francisco.

“Yo puedo decir el Credo de memoria, puedo decir todas las cosas en las que creemos, pero si tu vida no es coherente con eso, no sirve de nada”, dijo a la gente en su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro el 31 de mayo.

Lo que atrae a la gente al Evangelio, dijo, es ver la coherencia en el modo de vivir de los cristianos, ver que “los cristianos vivimos como lo que decimos, y no hacer de cuenta que vivimos como cristianos”, que, en cambio, viven una vida “mundana”.

El Papa continuó su serie de discursos sobre el “celo” por la evangelización centrándose en el padre jesuita Matteo Ricci, un misionero italiano del siglo XVI que pasó 28 años evangelizando en China y llevando la ciencia occidental al continente. Murió en Pekín en 1610, a la edad de 57 años.

Su espíritu misionero representa “un modelo vivo y relevante” para la evangelización de hoy, dijo el Papa Francisco, que impulsó la causa de santidad del jesuita en 2022 al reconocer sus virtudes heroicas.

“Su amor por el pueblo chino es un modelo”, dijo, pero lo más importante es “su coherencia”, su testimonio como cristiano.

El padre Ricci es conocido como un gran misionero porque “llevó el cristianismo a China”, dijo el Papa, y es “grande” porque fue “un gran científico, es grande porque es valiente, es grande porque escribió tantos libros, pero es grande, sobre todo, porque fue coherente con su vocación, coherente con ese deseo de seguir a Jesucristo”.

Los cristianos, dijo, deberían preguntarse si viven en armonía con lo que creen: “¿Soy coherente, o lo soy más o menos?”.

Después de que San Francisco Javier intentara entrar por primera vez en China en el siglo XVI, otros 25 jesuitas intentaron entrar en el país después de él y fracasaron, dijo el Papa. Sin embargo, el padre Ricci lo consiguió. Él y un compañero pasaron años preparándose para su misión en China, estudiando la lengua y las costumbres, y luego pasaron otros 18 años para llegar a Pekín (Beijing).

El padre Ricci es un “gran ejemplo de celo apostólico” porque “con constancia y paciencia, animado por una fe inquebrantable, Matteo Ricci fue capaz de superar dificultades y peligros, desconfianzas y oposiciones”, dijo el Papa Francisco.

¿Cuál era su secreto? ¿Por qué camino le llevó su celo? preguntó el Papa. “Siguió siempre el camino del diálogo y de la amistad con todos los que encontraba, y esto le abrió muchas puertas para anunciar la fe cristiana”.

El Papa explicó cómo el sacerdote adoptó algunos aspectos de la cultura china vistiéndose primero como los monjes budistas de la región, “pero luego comprendió que la mejor manera era asumir el estilo de vida y la vestimenta de los ‘literatos'” o eruditos chinos. “Estudió a fondo sus textos clásicos, para poder presentar el cristianismo en diálogo positivo con su sabiduría confuciana y las costumbres de la sociedad china”.

Esto es “inculturación”, el mismo enfoque utilizado en los primeros siglos de la Iglesia, cuando los primeros teólogos eclesiásticos “inculturaron” la fe cristiana en diálogo con la cultura griega, dijo.

Matteo Ricci fue admirado y respetado como hombre de ciencia, pero el más importante de todos sus esfuerzos fue “el anuncio del Evangelio”, dijo el Papa. Pero la credibilidad que se ganó a través de su diálogo científico sincero y sabio “le dio autoridad para proponer la verdad de la fe cristiana y la moral cristiana”.

Dio testimonio viviendo una vida de virtud y oración, porque la oración “es lo que alimenta la vida misionera”, y viviendo una vida de caridad y ayuda a los demás, siendo humilde y rehuyendo todos los honores y riquezas, todo lo cual llevó a “muchos de sus discípulos y amigos chinos a abrazar la fe católica”, dijo el Papa.

“Esta es la coherencia de los evangelizadores”, dijo. La mayor fuerza de los grandes misioneros “es la coherencia; son coherentes” con lo que enseñan y viven.

Catholic News Service
Written By
Catholic News Service
More from Catholic News Service
Poet Amanda Gorman is a light to us all, parishioner says
By Carol Zimmermann, Catholic News Service WASHINGTON — Long before she burst...
Read More
0 replies on “La fuerza del evangelizador viene de practicar lo que se predica, dice el Papa Francisco”