Esperanza en El Señor —La cónclave papal revela “Una Realidad Viva”

Arzobispo Joseph E. Kurtz

Arch.J.Kurtz.Headshot.RGB.09-10Me encuentro escribiendo al estarse planeando el cónclave para elegir a nuestro Santo Padre. Pronto tendremos un Papa. Inclusive para aquellos sin ningún conocimiento del latín y aquellos que no son católicos, la frase Habemus Papam y el humo blanco son muy conocidos.

En este momento, mi estado de ánimo continúa sin concretarse así como también en oración. He llegado a aceptar la finalización del papado del Papa emérito Benedicto XVI. Tengo una profunda admiración y afecto por él y una profunda gratitud de que haya sido elegido hace casi ocho años. Todos menos cinco años de mis 41 años de servicio sacerdotal han sido con él y su bendito predecesor, Juan Pablo II, como Vicarios de Cristo.

Cuan consistente el papa Benedicto XVI ha sido en estos ocho años como Santo Padre. Aunque reconocido por su brillante intelecto y profunda humildad, su sensibilidad pastoral y corazón amoroso han sido revelados al mundo en estos ocho años y en el medio de grandes retos para la Iglesia.

Recuerdo bien su visita a los Estados Unidos en el 2008 y la conmovedora Celebración Eucarística en el viejo Yankee Stadium (el último evento que no fuera de beisbol en el viejo estadio antes de que se movieran al nuevo ubicado al lado). El Papa se unió a nosotros a celebrar la fundación que tuvo lugar en el año 1808 de la Arquidiócesis de Baltimore y sus cuatro diócesis sufragáneas – Bardstown, Boston, New York y Philadelphia. En este evento, descubrimos nuestras raíces y oramos por nuevo ardor al movernos hacia el tercer milenio. Fue una celebración maravillosa.

Ahora el foco de atención está sobre los 115 Cardenales en Roma, encargados de la tarea de discernir y elegir a un nuevo Papa. Naturalmente, como en el pasado, los expertos tratan de predecir el resultado. El arzobispo Chaput de Philadelphia lo resumió bien cuando mencionó que los católicos con fe profunda darán la bienvenida al nuevo Papa, y aquellos buscando a un ganador en particular, por cualquier causa que ésta sea, probablemente experimentarán desilusión.

Yo me encontraré entre aquellos acogedores, y así, estos días han sido tiempos de oración en gratitud por el Papa emérito Benedicto XVI, por la sabiduría de los cardenales y por la serena confianza del futuro
Papa en el Señor Jesucristo.

Así, he estado orando al agradecer a Dios por el carisma de autoridad dado por Cristo a su Iglesia. En mi oración, dos versículos del Evangelio de San Mateo continúan apareciendo. Estos versículos se enfocan en la gran promesa de Jesús por su Iglesia. El primero, muy conocido por todos nosotros, se encuentra en Mateo 16:18 en donde Jesús, al haber sido testigo del gran y humilde acto de fe por San Pedro, dice: “Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificare mi Iglesia”. Después, al final del Evangelio, se encuentra lo que se ha llegado a conocer como la gran comisión: “Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y ensénenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes”. Posteriormente, Mateo 28:20: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia”.

El papa Benedicto tenía una fuerte pero humilde confianza en esta gran promesa de Jesús. Después de todo, sus primeras palabras después de su elección fueron: “Yo soy un trabajador humilde en la viña del Señor”. Ahora, el se llama así mismo “un simple peregrino en oración” y comparte una gran cita de los teólogos tan formativa en su vida, Romano Guardini. Comentando en el documento del Vaticano II titulado Constitución de la Iglesia, Luman Gentium, Guardini dice: “La Iglesia no es una institución inventada y construida en teoría…, sino una realidad viva… Vive a lo largo del tiempo, en devenir, como todo ser vivo, transformándose… Sin embargo su naturaleza sigue siendo siempre la misma, y su corazón es Cristo”.

La Iglesia es la Iglesia de Jesucristo. Es de Él, y Él prometió estar con nosotros. Juntos tomamos esta promesa para orar al esperar noticias de nuestro Santo Padre.

The Record
Written By
The Record
More from The Record
An Encouraging Word — ‘All in all, I have had a ball’
God has given me cause to laugh and all who hear of...
Read More
0 replies on “Esperanza en El Señor —La cónclave papal revela “Una Realidad Viva””