Esperanza en El Señor — ‘Cristo nuestra Luz’

Archbishop Kurtz
Archbishop Kurtz

Es difícil de creer, el próximo domingo comienza la Semana Santa. Puedo anticipar los cielos obscuros el Sábado Santo en la noche, el nuevo fuego que encenderá la vela pascual y al diácono cantando: “Cristo nuestra Luz”. Muchos a lo largo de la arquidiócesis han estado preparándose para este tiempo especial. A través del Rito de Iniciación Cristiana para Adultos, más de 400 individuos, acompañados por sus sponsors y equipos, han estado orando y estudiando su fe – esperando el bautismo o la profesión de fe para marcar su conversión continua como miembros de la Iglesia católica. No puedo esperar para el Sábado Santo en la Catedral. Siempre es un punto relevante de mi año.

La Parroquia de Cristo Rey en México

¡Cristo nuestra Luz! Este tema ha estado conmigo en dos ocasiones especiales en las últimas dos semanas. Primeramente, realicé un viaje a México para promover una relación recíproca que está siendo establecida entre la Arquidiócesis de León y nuestra Arquidiócesis. Impulsado por el deseo pastoral de proveer para los tantos hermanos y hermanas latinos a lo largo de nuestra Arquidiócesis y con el apoyo de nuestro Consejo de Sacerdotes, me acerqué al arzobispo José Gómez de Los Ángeles, con la esperanza de que una relación pastoral mutua y duradera pueda ser establecida. Posteriormente, los padres Jeff Shooner y Bill Bowling visitaron la Arquidiócesis de León a principios de este año para comenzar el proceso de establecer esta relación.

Nuestra esperanza es de que el maravilloso trabajo pastoral de nuestros sacerdotes, diáconos, hermanas y líderes laicos en ministerio hispano pueda continuar creciendo y florezca con la ayuda de sacerdotes de León y a cambio quizás podamos contribuir al desarrollo del ministerio en León. Hace quince años un acuerdo entre los Obispos de Estados Unidos y los Obispos de México instaron a dicha cooperación para el cuidado pastoral de recientes inmigrantes a los Estados Unidos provenientes de Latinoamérica. Los mantendré informados del progreso de esta relación prometedora y nuestra esperanza de dar la bienvenida a dos sacerdotes de León para ejercer ministerio en nuestra Arquidiócesis, como así mismo explorar maneras de estar presente en León.

Aprendí mucho acerca de la Arquidiócesis de León, la cual está localizada en el estado de Guanajuato en la parte central de México. Estuve ahí hace ocho años para ordenar a un sacerdote de una diócesis cercas de León (Irapuato) para servir en el este de Tennessee. Lo más sobresaliente del viaje fue la peregrinación y Misa en la parroquia de Cristo Rey, alta en una montaña que está justo en el centro de México. (Hay otra estatua en Brasil con el mismo nombre). Hay dos coronas que predominan en la parroquia – la corona celestial de Cristo reinando como nuestro rey en el cielo y la corona de espinas, que pronto de manera dolorosa recordaremos el Viernes Santo. Al brillar el sol del mediodía en la cima de la montaña y ver el panorama, no puedo más que recordar las palabras “Cristo nuestra Luz”.

Guanajuato es muy famoso en la historia de México y en la historia de la Iglesia católica. Usted puede encontrar en las cercanías de Querétaro el sitio de la Cruz de Cristo en donde los bautismos ocurrieron tan pronto como 1531 – el mismo año en que nuestra Señora de Guadalupe se apareció por primera vez a San Juan Diego. De Guanajuato es donde el padre Miguel Hidalgo levantó el estandarte de la Virgen de Guadalupe por la causa de la Independencia en 1810. De manera no sorpresiva, esta área es conocida en México como “la cuna de la civilización”.

El Instituto Lumen Christi

Posteriormente la semana pasada viajé a Chicago para el Lumen Christi (Luz de Cristo) Instituto sobre doctrina social católica y la economía. Los eruditos a través de los Estados Unidos reflexionaron en este tema importante, especialmente a la luz de la encíclica del papa Francisco, Evangelii Gaudium, en donde escribió tan apasionadamente acerca de la Luz de Cristo tocando las vidas de todos, especialmente a los pobres entre nosotros y la necesidad de realzar la primacía de la persona humana cuando se promueve una economía justa. El papa Francisco lo indica bien en Evangelii Gaudium: “la crisis financiera actual se origina en una profunda crisis: la disminución de la primacía del ser humano”.

Fundada en 1997 por eruditos católicos en la Universidad de Chicago, el Instituto Lumen Christi describe sus metas como: “unir católicos reflexivos y otros interesados en la tradición católica y tenerles disponibles la sabiduría del católico espiritual, intelectual y tradiciones culturales”. Se ve a sí mismo como levadura en desarrollar futuros líderes mejor educados y formados en fe católica y pensamiento.

En esta conferencia, el enlace íntimo entre fe y razón emergen fuertemente. En su encíclica Fides et Ratio, el beato Juan Pablo II atestigua a ese enlace y rechaza la división falsa, a menudo implícita hoy en día, cuando somos alentados a escoger entre estar llenos de fe o ser racionales. Esta conferencia fue un gran ejemplo de la compatibilidad de la fe y la razón y de la fe y la ciencia.

‘Cristo nuestra Luz’

Al prepararnos para la Semana Santa, caminemos los últimos pasos de Jesús antes de su muerte y resurrección y proclamemos en nuestras voces y corazones: “¡Cristo nuestra Luz!”

Arzobispo Joseph E. Kurtz

The Record
Written By
The Record
More from The Record
‘Fortnight for freedom’ begins in archdiocese
By GLENN RUTHERFORD Record Editor Parishes all across the nation — and...
Read More
0 replies on “Esperanza en El Señor — ‘Cristo nuestra Luz’”