El Papa dice que la Cuaresma es el momento de dejar de lado lo frívolo, de elegir la verdad, el amor

El cardenal Mauro Piacenza, jefe de la Penitenciaría Apostólica, roció cenizas sobre la cabeza del Papa Francisco durante la Misa del Miércoles de Ceniza en la Basílica de Santa Sabina en Roma el 22 de febrero de 2023. (Foto CNS de Vatican Media)

Por Carol Glatz

ROMA — Lo que importa es la verdad y el amor que Dios ve, no lo que es superficial, ostentoso y egocéntrico, dijo el Papa Francisco durante una Misa para marcar el comienzo de la Cuaresma.

La Cuaresma es el tiempo, dijo, “para proclamar que sólo Dios es el Señor; para desnudarnos de la pretensión de bastarnos a nosotros mismos y del afán de ponernos en el centro, de ser los primeros de la clase, de pensar que sólo con nuestras capacidades podemos ser protagonistas de la vida y trasformar el mundo que nos rodea”.

“Cuántas distracciones y superficialidades nos apartan de lo que es importante. Cuántas veces nos centramos en nuestros deseos o en lo que nos falta, alejándonos del centro del corazón, olvidándonos de abrazar el sentido de nuestro ser en el mundo”, dijo el Papa Francisco.

“La Cuaresma es un tiempo de verdad, un tiempo para quitarnos las máscaras que llevamos cada día aparentando ser perfectos a los ojos del mundo”, dijo, y para “luchar, como nos ha dicho Jesús en el Evangelio, contra la falsedad y la hipocresía. No las de los demás, sino las nuestras”.

El Papa Francisco, vestido con las vestiduras moradas de la temporada de Cuaresma, celebró una Misa de Miércoles de Ceniza el 22 de febrero en la Basílica de Santa Sabina en Roma. La liturgia comenzó con una procesión desde la cercana Iglesia de San Anselmo en el monte Aventino. Sin embargo, el Papa Francisco no hizo la caminata tradicional porque una rodilla adolorida ha limitado su movilidad.

En la Basílica de Santa Sabina, el Papa recibió las cenizas en la cabeza de manos del Cardenal Mauro Piacenza, quien también fue el celebrante principal en el altar. El Cardenal Piacenza, quien es el jefe de la Penitenciaría Apostólica, distribuyó cenizas a varios cardenales, obispos y otros asistentes a la Misa.

En su homilía, el Papa dijo que el período de Cuaresma es “el tiempo favorable” para volver a lo esencial y verdadero, y reconciliarnos con Dios y entre nosotros.

El rito de la imposición de las cenizas recuerda a las personas a “volver a lo que realmente somos “, que es que “sólo el Señor es Dios y nosotros somos obra de sus manos”.

Dios, padre tierno y misericordioso, espera siempre que sus hijos se reconcilien con él y “siempre nos anima a no desesperar, incluso cuando caemos en el polvo de nuestra fragilidad y de nuestro pecado”.

Las cenizas también invitan a los fieles a reconstruir sus relaciones con los demás, dijo.

La Cuaresma, dijo el Papa, es un tiempo para “romper las cadenas de nuestro individualismo” y redescubrir “quién es el que camina a nuestro lado cada día” a través del encuentro y la escucha, y “volver a aprender a amarlo como hermano o hermana”.

Los tres grandes caminos para emprender este camino de verdad y reconciliación, dijo, son los caminos de la limosna, la oración y el ayuno.

Sin embargo, deben hacerse con un corazón verdaderamente renovado y sincero, dijo.

“Muchas veces, sin embargo, nuestros gestos y ritos no tocan la vida, no son auténticos, quizás los hacemos sólo para que los demás nos admiren, para recibir el aplauso, para atribuirnos el crédito”, dijo el Papa.

Sin embargo, advirtió el Papa, “lo que cuenta no es lo exterior, los juicios humanos y el aprecio del mundo; sino sólo la mirada de Dios, que lee el amor y la verdad”.

Pidió a los fieles que aprovechen los 40 días de Cuaresma para: “no en las cosas que se acumulan, sino en el cuidado de aquellos que se encuentran en la necesidad y en la aflicción”; para poner a Dios en el centro de la propia vida y rezar y dialogar con Él desde el corazón; y para liberarse “frenar la dictadura de las agendas siempre llenas de cosas por hacer; de las pretensiones de un ego cada vez más superficial y engorroso; y de elegir lo que de verdad importa”.

“Así, la ceniza que hoy recibimos en la cabeza nos dice que cada presunción de autosuficiencia es falsa y que idolatrar el yo es destructivo y nos encierra en la jaula de la soledad”, dijo el Papa Francisco. “Nuestra vida, sin embargo, es sobre todo una relación; la hemos recibido de Dios y de nuestros padres, y siempre podemos renovarla y regenerarla gracias al Señor y a aquellos que Él ha puesto junto a nosotros”.

Catholic News Service
Written By
Catholic News Service
More from Catholic News Service
Biden’s inaugural address calls for Americans to work for unity
By Carol Zimmermann, Catholic News Service WASHINGTON — In his inaugural address...
Read More
0 replies on “El Papa dice que la Cuaresma es el momento de dejar de lado lo frívolo, de elegir la verdad, el amor”