‘Él es la única esperanza que tenemos’, dicen refugiados en Sudán del Sur sobre la visita del Papa Francisco

Las personas que huyeron de los combates en Sudán del Sur se ven en una foto de archivo caminando al atardecer al llegar al campo de refugiados de Bidi Bidi, cerca de la frontera con Sudán del Sur, en Yumbe, Uganda. (Foto de noticias OSV por James Akena, Reuters)

Por Tonny Onyuolo

KAMPALA, Uganda — El Papa Francisco partirá hacia el continente africano el 31 de enero para un viaje apostólico histórico y largamente esperado a Congo y Sudán del Sur, países que anhelan la paz y la estabilidad.

El pontífice viajará primero a la República Democrática del Congo (RDC) del 31 de enero al 3 de febrero y desde allí, en lo que se llama la Peregrinación Ecuménica de Paz del 3 al 5 de febrero, el Papa Francisco visitará la capital de Sudán del Sur, Juba, en presencia del Arzobispo Anglicano Justin Welby de Canterbury y el Reverendo Iain Greenshields, moderador de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia.

Nyakim Chuol, una refugiada de Sudán del Sur que vive en el Asentamiento de Refugiados de Bidi Bidi en el norte de Uganda, espera que la visita planeada del Papa Francisco al país más joven del mundo restablezca la paz y permita que su familia regrese a su país.

“Estamos increíblemente emocionados de que el Papa Francisco finalmente venga a nuestro país para traer la paz y permitirnos volver a casa”, dijo a OSV News por teléfono la madre de tres hijos de 45 años. “Hemos sufrido durante mucho tiempo y su llegada significa mucho para nosotros porque es la única esperanza que tenemos como pueblo de Sudán del Sur”.

Chuol entró en el campamento de asentamiento, uno de los más grandes del mundo y hogar de unos 270,000 refugiados, en 2018 después de huir de la violencia y la inseguridad de las regiones ecuatoriales de Sudán del Sur, que limita con Uganda y donde se encuentra Juba.

“Un fatídico día, los soldados del gobierno atacaron nuestra aldea y mataron a casi todos los hombres, incluido mi esposo”, lamentó, revelando que había jurado no volver nunca a su país hasta que se restableciera la paz.

“Cientos de mujeres fueron violadas y niños secuestrados. Me escondí en un arbusto cercano durante toda la noche y caminé varios kilómetros hasta este campamento para salvar de la muerte a los miembros restantes de mi familia”, dijo.

La próxima visita del papa ha renovado la esperanza de Chuol de regresar a casa y reconstruir su vida.

Una visita a un campamento de desplazados internos en Juba está en el itinerario del Papa Francisco, quien, junto con el Arzobispo Welby y el Reverendo Greenshields, se espera que interactúe con los refugiados y luego participe en un servicio de oración ecuménico en el mausoleo de John Garang en Juba. El 5 de febrero, Francisco celebrará Misa en la capital antes de regresar al Vaticano.

“Creemos firmemente que dejará este país en paz al reunir a las partes en conflicto y ayudar a resolver los problemas que enfrentamos”, dijo Chuol a OSV News.

El país de África Oriental, hogar de más de 11 millones de personas, ha experimentado una guerra civil desde 2013, luego de una lucha de poder entre el presidente Salva Kiir y el entonces vicepresidente Riek Machar.

El conflicto sangriento adquirió rápidamente una dimensión étnica que enfrentó a soldados y miembros de las etnias Dinka y Nuer. Kiir pertenece a los Dinka, el grupo étnico más grande de Sudán del Sur, mientras que Machar pertenece al segundo grupo étnico más grande de Sudán del Sur, los Nuer.

En el pasado, los dos grupos étnicos habían competido por las tierras de pastoreo y el agua para su ganado. Cuando Kiir destituyó a Machar como su vicepresidente en diciembre de 2013, el suceso actuó como catalizador de la violencia masiva que resultó en muertes y desplazamientos de personas. Hasta el momento, según varios informes, más de 400,000 personas han muerto a causa de la guerra civil y más de 4 millones se han desplazado internamente o han huido del país.

En septiembre de 2018, Kiir y Machar firmaron un acuerdo de paz. Aun así, ambos mandatarios han discrepado sobre su implementación, por lo que la guerra civil sigue afectando a ciudadanos en varias partes del país.

El pontífice de 86 años está decidido a ver la paz restaurada en el país. En abril de 2019, durante un retiro espiritual en el Vaticano destinado a poner fin a la violencia en Sudán del Sur, el Papa Francisco se arrodilló y besó los pies de Kiir y Machar, un gesto que fue noticia en todo el mundo.

Se esperaba que el pontífice visitara el país en julio de 2022 para actualizar el proceso de paz, pero pospuso el viaje por motivos de salud.

“Es nuestro momento, y el pueblo de Sudán del Sur tiene la oportunidad de ser bendecido por el Santo Padre cuando visite”, dijo el Obispo Emmanuel Bernardino Lowi Napeta de Torit a OSV News, calificando la visita como un “evento histórico”.

“El Papa Francisco vendrá a ver y escuchar nuestros sufrimientos y ayudar a terminar con el conflicto y el sufrimiento de la gente de este país”, continuó. “Debemos orar por él y prepararnos para su venida porque esto tendrá un efecto histórico en el proceso de paz actual”.

El Obispo Napeta, quien fue designado en noviembre pasado para encabezar la Diócesis de Torit, ubicada a lo largo de las fronteras de Sudán del Sur con Uganda y Kenia, instó a los residentes a perdonarse a sí mismos primero y abrazarse independientemente de sus tribus antes de poder prepararse para recibir las bendiciones del Papa Francisco.

“Perdonémonos unos a otros como hijos de Dios y seamos fuertes en la fe”, instó, y señaló que se encontraba entre los obispos que asistirán a Misa con el papa en Juba.

El Arzobispo Stephen Ameyu Martin Mulla de Juba dijo antes del viaje que la seguridad estaba bien preparada para la visita del papa y que millones de sudaneses del sur esperaban escuchar su mensaje de perdón, unión y reconciliación.

“Esperamos que el mensaje delpapa llegue a las personas en las partes más remotas del país a través de los medios de comunicación para que todos sean bendecidos y puedan actuar por el bien de la paz”, dijo a OSV News.

“Si todos nosotros, incluidos nuestros líderes, abrazamos el mensaje de paz y reconciliación del Santo Padre, nuestro país será pacífico para siempre”, subrayó.

Chuol le dijo a OSV News que quería advertir a los líderes políticos de su país que prestaran atención al mensaje de paz del Papa o enfrentaran la ira de Dios.

“Dios nunca perdonará a nuestros líderes si no se ponen de acuerdo y ponen fin al conflicto para que podamos volver a casa y disfrutar de nuestro país”, dijo. “Al menos deberían tener piedad de los refugiados que viven en los países vecinos y de los niños que nunca han ido a la escuela durante la última década”.

OSV News
Written By
OSV News
More from OSV News
0 replies on “‘Él es la única esperanza que tenemos’, dicen refugiados en Sudán del Sur sobre la visita del Papa Francisco”