Decenas de miles asisten a la Caminata por la Vida de la Costa Oeste para hablar por los niños por nacer

High school and college students held the Walk for Life banner as pro-life supporters exited Civic Center Plaza to begin the mile-long trek along San Francisco’s Market Street Jan. 21, 2023. (OSV News Photo by Dennis Callahan, Archdiocese of San Francisco)

Por Valerie Schmalz

SAN FRANCISCO — La primera Caminata por la Vida de la Costa Oeste desde que la Corte Suprema de EE.UU. anuló Roe vs. Wade en junio atrajo a una enorme multitud de decenas de miles de simpatizantes pro-vida, aparentemente no  amedrentados ante la enmienda constitucional recientemente aprobada en California que elimina todas las restricciones al aborto.

“Tanto Dobbs como la Prop. 1 han reavivado el movimiento pro-vida en California y la participación de hoy lo demuestra”, dijo Eva Muntean, copresidenta de Walk for Life (Caminata por la Vida).

La caminata se extendió por más de una milla a lo largo de Market Street, la principal vía del centro de la ciudad, que estuvo cerrada al tráfico durante el evento.

“Quiero hablar por los no nacidos que no tienen voz”, dijo Jesús García, de 24 años, estudiante de Cal-State East Bay de Newark, California, quien dijo que este año fue su cuarto año en la caminata. García sostenía un cartel hecho a mano que decía: “El aborto es violencia contra la vida humana. ¡No es atención médica ni un derecho de la mujer!”

“Después de Roe, decidimos venir y llevar la oración aquí, donde es necesaria”, dijo el diácono Kevin Stephenson de la parroquia St. Benedict en Broken Arrow, Oklahoma, quien, con su esposa, Mónica, trajo a 20 estudiantes de secundaria del grupo juvenil de la parroquia, incluidos dos de sus propios hijos. El año pasado, fueron a la Marcha por la Vida en Washington. “Son nuestros hijos los que querían venir aquí. Simplemente seguimos al Espíritu Santo”.

Para California, la sentencia de Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization del 24 de junio que anuló Roe y devolvió las decisiones del aborto a los estados es agridulce: los votantes en noviembre aprobaron por casi un 67% la Proposición 1, que incluye una enmienda constitucional estatal que legaliza la anticoncepción y el aborto sin restricciones hasta nacimiento.

El gobernador Gavin Newsom y la mayoría demócrata en la legislatura estatal colocaron la enmienda constitucional en la boleta electoral poco después de que se emitiera el fallo de Dobbs.

Manifestantes que apoyan el aborto legal también acudieron en grandes números, aunque en cantidades mucho menores que los manifestantes de la Caminata por la Vida. Unas 200 personas se reunieron en la esquina de Civic Center Plaza, abucheando eslóganes a menudo obscenos y agitando carteles, mientras la multitud salía del lugar de la manifestación para comenzar la caminata de más de una milla. A media milla de distancia, en la Catedral de St. Mary of the Assumption, la acera e incluso partes del edificio fueron desfiguradas con grafitis viles y amenazantes.

“No saben qué hacer porque se han dado cuenta por primera vez en 49 años de que tienen que defender esta cirugía bárbara que se basa en la violencia y no se puede defender”, dijo Shawn Carney, cofundador, presidente y director ejecutivo de 40 Días por la Vida. Señaló que, en EE.UU., los centros de recursos para el embarazo superan en número a los proveedores de servicios de aborto en una proporción de 5 a 1. Dijo que el 36% de las instalaciones de Planned Parenthood han cerrado en la última década.

El Arzobispo de San Francisco Salvatore J. Cordileone dio inicio a la manifestación con una oración. “Estoy muy agradecido con Dios y estoy muy agradecido con todos ustedes por este día que hemos estado esperando durante 50 años”, dijo el Arzobispo Cordileone.

“Las mujeres no simplemente se aparecen y abortan”, dijo la oradora Angela Minter, presidenta y cofundadora de Sisters For Life Inc., quien ha dedicado su vida a movilizar particularmente a la Iglesia históricamente negra para terminar con el aborto. Minter, una mujer casada y madre de tres hijos vivos tuvo dos abortos en su adolescencia. “Alguien necesitaba entrar en mi mundo y decirme que puedes hacerlo, puedes tener a tu bebé, pero no había nadie allí para hacerlo”, dijo Minter.

Rebecca Kiessling, abogada y oradora internacional pro-vida, nació después de que su madre fuera violada. Ella le dijo a la multitud: “No merecía la pena de muerte por el crimen de mi padre biológico”.

El Reverendo Clenard Childress Jr. ha hablado en casi todas las Caminatas por la Vida, comenzando con la primera en 2005. Este año, la caminata le otorgó el premio Sta. Gianna Molla, con Muntean comparándolo con el profeta Isaías, llamándolo un héroe profesional de la vida y “uno de los más grandes oradores de Estados Unidos”.

El día comenzó con una Misa pro-vida especial en la Catedral de St. Mary, compuesta por Chris Mueller a pedido del Arzobispo Cordileone, con el coro de niños de la Escuela Católica St. Brigid.

Los Obispos Robert F. Vasa de Santa Rosa, Myron J. Cotta de Stockton y Jaime Soto de Sacramento concelebraron la Misa junto con varios sacerdotes.

Cuando el Arzobispo Cordileone encargó la Misa especial, creía que traería notas de belleza y esperanza al inminente 50 aniversario de Roe. En cambio, la música sagrada de la Misa de la Memoria de Santa Inés, Virgen y Mártir, marcó la primera Caminata por la Vida post-Roe.

“No me imaginaba, nadie se imaginaba, que en realidad tendríamos algo feliz que celebrar”, dijo el arzobispo en su homilía. “Lo que muchos de nosotros soñamos, rezamos y trabajamos duro durante el transcurso de medio siglo se hizo realidad: la anulación de esta monstruosa decisión”.

“Si bien la ahora histórica decisión de Dobbs es un gran paso adelante en la construcción de una cultura de la vida en nuestra sociedad, también brinda desafíos nuevos e incluso mayores, especialmente aquí en nuestro propio estado de California, que promete ser un llamado ‘estado santuario’ para el aborto” con la aprobación en noviembre de una enmienda constitucional estatal que protege el aborto sin restricciones hasta el nacimiento, señaló el Arzobispo Cordileone.

Este año, como todos los años, la organización de la caminata patrocinó una feria de información con ministerios pro-vida de embarazo y sanación del aborto.

El fin de semana de la Caminata por la Vida incluyó la manifestación Standing Up 4 Life en Oakland el 20 de enero, donde oradores enfatizaron el costo especial que el aborto ha cobrado en la comunidad afroamericana. La parroquia de Sts. Peter and Paul ofreció adoración eucarística durante toda la noche.

En la Misa vespertina y la vigilia de oración de la parroquia de St. Dominic el 20 de enero, el Obispo Soto reconoció el desánimo que muchos sintieron cuando fracasó una campaña estatal para detener la Proposición 1, pero recordó a los reunidos que Dios es fiel.

“No estamos aquí para emprender nuestro propio camino, sino el camino con el Señor Jesús, dondequiera que nos lleve”, dijo el Obispo Soto en su homilía. “Con demasiada facilidad podemos ser tentados a dejar que nuestro propósito y métodos sean contaminados por las maneras discordantes y los métodos dementes de la época… no podemos predecir de qué manera el Señor Jesús traerá su reino.

“Pero estamos llamados a permanecer fieles en su compañía para buscar dar a conocer a los demás su sabiduría y misericordia”.

Fundada en 2005 por un grupo de residentes del Área de la Bahía de San Francisco, la misión de la Caminata por la Vida de la Costa Oeste es cambiar las percepciones de una sociedad que piensa que el aborto es la respuesta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *