Esperanza en El Señor — La despensa de Sister Visitor busca servir a nuestro prójimo

Archbishop Joseph E. Kurtz

Hace unas semanas, visité la despensa Sister Visitor ubicada en 23rd y Market Street. El Sister Visitor Center ha estado allí desde finales de la década de 1960. Comenzó cuando las religiosas expandieron su ministerio en West Louisville para llegar a las familias necesitadas y específicamente a las que necesitan lo esencial, como alimentos y suministros de vida.

En la lista de los que han sido algunos de los secretos mejor guardados de Louisville, el Sister Visitor Center ocupa un lugar elevado en la lista. El reciente fallecimiento del legendario Paul Hornung y su afición por apoyar a Sister Visitor ayudó a ponerlo en el mapa recientemente. Hay un atractivo collage colgado en la despensa que destaca su historia y logros atléticos. De hecho, el Sister Visitor Center y los otros programas de Caridades Católicas de Louisville se están volviendo más conocidos, ya que Caridades Católicas lanza una campaña de comunicación, titulada “No tienen idea …” Esta campaña imparte historias de la vida real de personas que han sido ayudadas a través de Caridades Católicas.

Sister Visitor comenzó un nuevo proyecto que brinda aún mayor dignidad a la persona que acude a la Iglesia en busca de ayuda, específicamente para obtener la comida adecuada. Los clientes ahora llegan a Sister Visitor de la misma manera que entrarían a un supermercado, y un voluntario los acompaña para ayudarlos en el proceso de elegir los alimentos y los suministros adecuados. Estuve allí el tiempo suficiente una mañana temprano para observar a tres clientes mientras los voluntarios les ayudaban a elegir la comida en una ambiente lleno de dignidad. Cada cliente me dijo que elegir su propia comida aumenta la probabilidad de que estén bien nutridos y no desperdicien comida. Es un concepto maravilloso.

Recientemente, el obispo Shelton Fabre, que preside el Comité especial de los Obispos de Estados Unidos contra el racismo, dirigió un webinar educativo sobre las enseñanzas de la iglesia sobre el racismo. Más de 140 participantes de toda la Arquidiócesis participaron en este evento, lo que representa aproximadamente un tercio de las 110 parroquias arquidiocesanas. Para obtener un enlace a esta presentación, comuníquese con nuestra Oficina de Comunicaciones Arquidiocesana, comm@archlou.org o 502-585-3291. Vale la pena ver las presentaciones del obispo Fabre.

En su presentación, el obispo Fabre destacó la necesidad de interactuar con personas reales y la necesidad de un verdadero diálogo entre personas de todas las razas. Esa mañana, en Sister Visitor Center, encontré a personas de diversos orígenes. Uno era una mujer afroamericana que nació y se crió en Louisville, otro era un hombre caucásico que dejó la escuela secundaria Flaget para ingresar al ejército hace cinco décadas y ahora está desempleado, y el tercero era un caballero afroamericano que se mudó más recientemente a Louisville. En todos los casos, tuve la oportunidad de entrar en diálogo con ellos, comprender su difícil situación y reconocer la dignidad que tienen.

Al final de este mes de marzo de 2021, nos encontramos en la encrucijada de grandes eventos espirituales. La fiesta de San José el viernes pasado nos permitió participar en nuestro lanzamiento local del Año de San José. San José con calma, aunque en las sombras, vio crecer a Jesús y lo ayudó en cada paso del camino. Hoy, 25 de marzo, nos permite celebrar la antiquísima fiesta de la Anunciación del Señor. Recordamos el primer momento de la concepción de Jesús en el vientre de nuestra Santísima Madre, cuando el ángel Gabriel le anunció a María que se convertiría en la madre de Dios. Este sábado por la noche, la solemnidad del Domingo de Ramos marca el comienzo de la Semana Santa.

A medida que pasamos estos días santos, oramos por la renovación de nuestra vida espiritual interior y la oportunidad de ser enviados en misión para servir a los demás. Caridades Católicas de Louisville todavía está buscando voluntarios para Sister Visitor Center y para otros programas. ¿Por qué no considerar ayudar?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *