Esperanza en El Señor — Construyendo un futuro más brillante

Archbishop Joseph E. Kurtz

Por Archbishop Joseph E. Kurtz

La mayoría de ustedes ya han visto bocetos del recientemente planeado Centro de Cáritas Parroquial que se ubicará en el campus de la Parroquia Holy Name. Algunos de ustedes quizás hayan visto el video que detalla la extrema necesidad de tener unas nuevas instalaciones para que el personal de Caritas Parroquial pueda continuar siendo efectivo en su trabajo de caridad. (si no ha visto el video, puede hacerlo en https://cclou.org/building-a-brighter-future/.) Los edificios que se han usado son viejos y reutilizados, ineficientes e inaccesibles. Un hombre laico que visitó las instalaciones recientemente me dijo que solo necesitó cinco minutos para darse cuenta de la gran necesidad de tener un nuevo Centro.

Les informo con agradecimiento de que la generosidad ha venido de muchos lugares y ha hecho que esta etapa de la campaña sea un gran éxito. Quiero extender un agradecimiento especial al Diácono Scott Haner, Presidente de la Junta Directiva de Caritas parroquial, a Lisa DeJaco Crutcher, Directora Ejecutiva de Caritas Parroquial y al Comité Ejecutivo de la Campaña.

Además de reemplazar las instalaciones, el nuevo centro conseguirá algo mucho mayor. Se convertirá en un centro de caridad para la iglesia local, la cual como saben consta de 110 parroquias que se extienden desde el Río Ohio hasta la frontera con Tennessee. De la misma manera que el Centro Pastoral Archidiocesano ha facilitado la accesibilidad al personal y a los voluntarios para que puedan apoyar a los ministerios que se extienden hasta cada rincón de la Archidiócesis, el nuevo Centro de Caritas Parroquial hará lo mismo.

Si todavía no han visto mi entrevista con el Diácono Scott Haner en la edición de abril de “Conversaciones con Arzobispo Kurtz,” puede verla (vea el segmento dos) en www.archlou.org/conversations. El Diácono Scott describe muy bien la necesidad de unas nuevas instalaciones y la realidad de que serán un centro que tocará la vida de los fieles en cada rincón de los 24 condados de la Archidióceis. Adicionalmente, han habido muchas historias en “The Record”. Por favor sigan interesándose.

Llegar a ser ese centro no sucederá por accidente. Para el personal y los miembros de la junta es prioritario ofrecer y extender los servicios a través de la ciudad de Louisville y participar en un diálogo útil para apoyar el trabajo de caridad a través de los 24 contados de la Archidiócesis, especialmente dentro de las parroquias.

Algunos de ustedes ya saben que la labor de Caritas Parroquial me toca el corazón. He revisado un artículo que escribí en septiembre del 2010 en el cual detallaba no sólo mi compromiso con Caritas Parroquial sino también mi experiencia en los últimos 50 años. Aquí les dejo el enlace en caso de que estén interesados en leer el artículo: www.archlou.org/catholic-charities-sunday.

En el video en que se justifica la necesidad de un nuevo Centro de Caritas Parroquial, anuncio que el nombre de la campaña es “Construyendo Un Futuro Más Brillante: Llamando A Las Personas De Buena Voluntad A Cuidar De Los Muchos Que Tienen Necesidades.” Como solía decir el Cardenal Hickey, a través de Caritas Parroquial servimos a las personas no porque sean Católicas sino porque nosotros lo somos. Esa frase captura la esencia de lo que hacemos. A través de Cáritas parroquial, usted y yo llegamos virtualmente a cada persona de la Archidiócesis para realzar su dignidad humana, para levantarlos y darles una dirección útil en sus vidas. A través de Cáritas Parroquial, damos un futuro más brillante a personas jóvenes y mayores.

Cáritas Parroquial, sin embargo, también tiene un gran efecto en aquellos de nosotros que participamos. A través de nuestros esfuerzos, sea como voluntarios como donantes o como compañeros de oración, apoyamos el trabajo de Caritas Parroquial y de esa forma cumplimos el mandamiento de Jesús de ir por el mundo sirviendo a los más necesitados. “Señor, ¿Cuando te vi hambriento y te di de comer?” El Capítulo 25 del Evangelio de San Mateo deja muy claro que el trabajo de caridad no es opcional en nuestras vidas. Cuando nos ofrecemos para servir a otros, usted y yo crecemos en generosidad y en nuestra semejanza a Cristo. Gracias por interesarse en el Centro de Caritas Parroquial como un nuevo centro de caridad, ahora y en el futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *