Esperanza en El Señor — Un seminarista visitó cada parroquia en el 2016

Archbishop Joseph E. Kurtz

Archbishop Joseph E. Kurtz

“¿Cuántas de las 110 parroquias en la Arquidiócesis terminaron visitando los seminaristas en el 2016? Le pregunté a nuestro Director de Vocaciones, padre Michael Wimsatt. El hecho tuvo lugar la semana usual antes de la reunión de Navidad de los seminaristas (aquellas personas en formación para el sacerdocio), junto con otros candidatos y sacerdotes que les están ayudando como mentores. ¡Siempre es una gran noche! Comienza con oración nocturna, seguido de una cena festiva llena de gran alegría y risa que acompaña a los días antes de la Navidad y a los días después de que el primer semestre termina. Hice la pregunta porque el padre Michael Wimsatt ha compartido conmigo el plan que él ideó junto con el padre Shayne Duvall y la Hna. Sarah como una manera de que los seminaristas experimentaran la plenitud de la Arquidiócesis y como una respuesta al Año Jubilar de la Misericordia convocado por el papa Francisco.

“¡Todas las 110! ¡Un seminarista visitó cada una de las parroquias en la Arquidiócesis este año!” fue su respuesta. La meta de este Año Jubilar de la Misericordia de nuestra Oficina de Vocaciones fue una que he apoyado profundamente. Qué situación tan beneficiosa. Los seminaristas llegan a ver la rica diversidad de las parroquias en la Arquidiócesis – grandes y pequeñas, en la ciudad y en el área rural – alcanzando los 24 condados del centro de Kentucky, desde el río de Ohio hasta la frontera del estado de Tennessee. Recuerdo haber deseado tener la primera oportunidad de hacer visitas parroquiales durante mis días en el seminario hace cinco décadas.

No es tan solo bueno para los seminaristas, pero es bueno para las parroquias. No hay substituto para los feligreses en una Misa dominical del poder conocer a los seminaristas en persona. En algunos casos, los feligreses están familiarizados con uno u otro seminarista. Quizás alguno viene de la parroquia o ha servido en el ministerio de verano. Pero en la gran mayoría de los casos, el contacto es una nueva experiencia. Estoy orgulloso de estos diecinueve hombres finos y contento de tenerlos representando la Arquidiócesis.

Se me ha dicho que la mejor manera de tener a un joven que considere la vocación sacerdotal es conocer a un seminarista. ¡El éxito genera éxito! Recuerdo el verano en que entré al seminario en (1963), conocí a un número de seminaristas en picnics de verano parroquiales. El encuentro hizo el sueño y la atracción de entrar al seminario de manera tangible. No puedo más que creer que lo mismo está pasando durante estas visitas.

Otro beneficio es que ¡los feligreses puede que conozcan a su futuro sacerdote! Reflexioné en que dentro de diez a quince años, estos seminaristas se ordenarán y serán asignados a servir a estos feligreses.

La parroquia es el “pan y la mantequilla” de la vida católica y la base del servicio sacerdotal. Es la principal razón por la que en esta edición del periódico “The Record” mi carta pastoral, “Your Parish: The Body of Christ Alive in Our Midst”es presentado para su lectura. La carta es el primer paso público en el proceso de discernimiento que abarcará dos o tres años y que debe proveer un camino para parroquias vibrantes para las próximas décadas. Los aliento a leer esta carta ahora – es presentada en la sección central del periódico – como un percusor de cuando su parroquia se involucrara más profundamente con ello al participar en el proceso de discernimiento descrito en la carta.

Me gusta decir que la “Arquidiócesis” no es un concepto abstracto en el cielo sino que representa 110 parroquias, unidas en verdad y caridad en Jesucristo y que buscan ayudarse unas a otras. Es muy bueno que nuestros futuros pastores están descubriendo tempranamente en su formación sacerdotal el gran regalo de la vida parroquial. (Para mayor información sobre oportunidades de discernir una vocación al sacerdocio o a la vida religiosa, vayan al sitio web de la oficina de vocaciones en www.louisvillevocations.com.)

ARZOBISPO JOSEPH E. KURTZ

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)

What is 8 + 8 ?
Please leave these two fields as-is: