Esperanza en El Señor — Obispo electo J. Mark Spalding y Días de Dignidad Humana

Archbishop Joseph E. Kurtz

El viernes, 2 de febrero, tengo el privilegio de ordenar a uno de los nuestros de la Arquidiócesis, J. Mark Spalding como el 12vo Obispo de Nashville. ¡Será un día glorioso! A principios de este mes, el 11 de enero, nos reunimos en la Catedral para una Misa de despedida, una ocasión agridulce para agradecer a Dios por el regalo del padre Mark Spalding y despedirnos de él.

El Obispo electo Spalding predicó con una fuerte voz y mensaje en esa ocasión. Su tema fue “el llamado”. El habló de la insistencia de Cristo que comenzó cuando el tenía 17 años de edad, un llamado que creció al paso del tiempo y se volvió claro y mas claro – pero comenzó con escuchar un valiente “sí” y aventura fiel. Añadiendo un toque de humor a la Misa, un celular sonó justo cuando iba a predicar “el llamado”. (¡Él hizo buen uso de esta bendita coincidencia!).

Para su lema episcopal, el escogió “Dios ha elevado a los humildes”, que procede del hermoso Magnificat, recitado durante la oración nocturna en la liturgia de las horas cada día. Estas son las palabras de nuestra Santísima Madre María cuando ella, en la presencia de su prima Isabel, humildemente dio gloria a Dios. (El obispo Medley también escogió su lema episcopal de la misma oración: “Santo es el nombre de Dios”).

Fue apropiado que la conferencia de prensa del 21 de noviembre anunciando el nombramiento del Obispo electo Spalding como Obispo de Nashville ocurrió en la fiesta de la Presentación de la Santísima Madre. En esta fiesta, la Iglesia recuerda el tiempo cuando los padres de María, Ana y Joaquín, la llevaron al templo para dedicarla al servicio de Dios. La convicción de su Magníficat y del lema del obispo Spalding es que es la gracia de Dios la que toca a los humildes a través del instrumento de otro ser humano. Al pedir la intercesión de nuestra Santísima Madre, pidió nuestras oraciones para que Dios toque a los humildes a través de él así como Él lo hizo por medio de María, nuestra Madre.

Esta convicción vale la pena detenerse a considerar. Aunque Dios ha bendecido al obispo Spalding con muchos talentos naturales y con una gran cantidad de experiencias pastorales, la gracia de Dios ganará el día. Todos los dones y experiencias que él trae consigo como Obispo serán puestos al servicio de Dios, quien continúa “elevando a los humildes”. (Para aprender más acerca del nuevo Obispo de Nashville, vean mi entrevista con él en archlou.org/conversations – segundo segmento de Conversations with Archbishop Kurtz.) 

De modo significativo, yo ordeno al obispo Spalding en Nashville en la fiesta de otra presentación – la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén. Oramos para que él presente sus experiencias y dones a Dios ese día para que la gracia de Dios fluya a través de su servicio pastoral en los
muchos años por venir.

Días de

Dignidad Humana

Enero es una ocasión especialmente oportuna para hablar de los humildes, ya que los “Días de Dignidad Humana” arquidiocesanos trata con aquellos considerados humildes. Estos “días de dignidad humana” realzan a las personas sin voz y vulnerables a quienes Cristo nos llama para proteger, defender y atesorar.

El 6 de enero tuvimos un servicio de oración para refugiados e inmigrantes, y en esa ocasión, hablé de estas personas en movimiento, cuya dignidad nunca se verá hasta que veamos en la cara de alguien que debe viajar por seguridad. Recordando la primera Navidad, contrastamos la dignidad mostrada por los Reyes Magos con el Niño Jesus que viajaron desde lejos para ver el rostro de su salvador ante el desdén mostrado por el rey Herodes. El rey Herodes masacró a los bebés inocentes, conocido como Día de los Santos Inocentes, por el celoso temor de que uno de ellos pudiera ser el Salvador que competiría con su poder terrenal. Los asesinados no tenían rostro ni dignidad así que fueron descartados.

Los Días de Dignidad Humana durante enero y febrero también incluyen un enfoque en racismo, aborto y esfuerzos de ayuda internacional. El 15 de enero, recordamos la vida y el legado del Dr. M.L. King, Jr. El doctor King anhelaba por ese día en donde las personas no serán juzgadas por el color de su piel sino por el contenido de su carácter – por la dignidad que es suya. Después la semana pasada en Washington D.C. y en casa el viernes, 19 de enero, marchamos por la vida, recordando los rostros de los niños inocentes sin voz y vulnerables en el vientre cuyos rostros pueden ahora ser vistos a través de sonogramas y que merecen que los defendamos. En febrero a través de nuestro almuerzo anual del Plato de Arroz, apoyaremos a millones en países subdesarrollados por todo el mundo, atendidos por Catholic Relief Services.

Aprendan más acerca de Días de Dignidad Humana visitando archlou.org/days-of-human-dignity. Hay muchos recursos para educar e informarles sobre estos y otros asuntos importantes de dignidad humana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)

What is 2 + 12 ?
Please leave these two fields as-is: